Nacional

Pescadores y ostreros pegan “grito al cielo”

* Nadie compra su producto y exigen que autoridades de Salud realicen examen exhaustivo para determinar zonas afectadas por “Marea Roja”

LEÓN / CHINANDEGA -Pobladores de Las Peñitas y Poneloya lanzaron un SOS ante la crisis que viven por la baja en la venta de pescado debido a la presencia de “Marea Roja” en la zona.
Alrededor de 280 pescadores y unos cincuenta ostreros junto a sus familias están preocupados porque llevan casi dos semanas sin vender lo suficiente para subsistir.
En un recorrido por el poblado de Las Peñitas, constatamos que la gente desayuna y almuerza pescado de diferentes maneras, primero para impedir que se descompongan, y segundo porque no tienen de dónde echar mano para comprar otro alimento.
“Estamos regalando el pescado que no se vende a la misma población costera, que lo está consumiendo porque no tiene el real diario para el arroz, no estamos saliendo en lanchas como antes, porque el combustible está caro y no sacamos ni siquiera para eso”, externó Ramón Antonio Mejía, pescador tradicional.
Según los lugareños, es el pescado que distribuyen en los mercados locales --como la macarela y el pargo blanco-- el que no venden, porque la gente tiene miedo, sin embargo, el pargo rojo lo siguen comercializando en restaurantes de varios departamentos del país.
Los bares resienten la situación porque inclusive los turistas no están llegando. “Claro, a los extranjeros les llaman la atención los mariscos, pero se han corrido”, refirió Griselda Pulido.
Mantener alerta
El Silais-León ha decomisado100 docenas de conchas negras y cócteles en distintos lugares. La doctora Miurel Gámez, directora del Silais-León, confirmó que hay “Marea Roja” en Las Peñitas y Poneloya, y que podría durar entre cuatro a ocho semanas.
El porqué no hay ningún caso de intoxicación registrado en el departamento, pese que la gente asegura consumir moluscos, es porque puede haber menos toxinas en unas áreas que en otras, “pero es cuestión de suerte, hay que mantener la alerta para evitar daños”, sostuvo.
Los pescadores y ostreros demandan la presencia de las autoridades locales y un estudio minucioso de la contaminación de los moluscos en ambos balnearios.
Intoxicado con camarones
En tanto, una persona originaria de la comarca Mangles, La Curva, jurisdicción de El Viejo Norte, comió camarones con cabeza y pescados con vísceras, por lo que resultó intoxicada y fue atendida de inmediato.
De acuerdo con estadísticas del Silais-Chinandega, desde que se descubrió la “Marea Roja” en las costas de Corinto, Paso Caballos, Maderas Negras y El Realejo, se han registrado 11 casos de personas intoxicadas por la ingesta de pescados presuntamente con todo y vísceras
Sin embargo, la doctora María Antonia Tijerino, Directora del Silais-Chinandega, dijo a EL NUEVO DIARIO que enviaron muestras de cabezas de pescados de las variedades wicho, urel, lisa, corvina, ruco, pargo y chocochina al Laboratorio del Ministerio de Salud, y resultaron negativas con la saxitoxina que afecta actualmente a los moluscos bivalvos, como las conchas negras, ostras, almejas, ostiones y mejillones, entre otros.
“Recomendamos comer el pescado sin las vísceras, y el camarón y langosta sin la cabeza”, expresó la funcionaria, y agregó que continúan con la campaña sostenida de sensibilización, la cual no ha permitido que los casos de intoxicación por moluscos aumenten debido a que muchos pobladores han acatado el llamado del Minsa.
Por otra parte, afirmó que en coordinación con los Ministerios del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), Gobernación, Transporte e Infraestructura, Administración de la Pesca, Ejército y Policía, decomisaron en los últimos días un total de 455 docenas de conchas negras y cuatro litros en cócteles de ese molusco en bares, restaurantes y mercados de Corinto, Chichigalpa, El Viejo y Chinandega.
Aseguró que continúan los retenes en las salidas de Chinandega para decomisar moluscos que son trasladados por comerciantes, principalmente para abastecer las coctelerías, cevicherías y mercados de Managua.