Nacional

“Lavado sin pito de marihuana”

* Se vienen dando situaciones que podrían ponernos como Guatemala y El Salvador en materia de crimen organizado * Ley es clara y no hay nada que interpretar, además, nadie viene a comprar caramelos con 600 dólares escondidos

Eloisa Ibarra

Primera entrega

Las resoluciones judiciales en cadena en casos en los que hay en juego altas sumas de dinero: 606 mil por lavado de dinero; un millón 200 mil por defraudación aduanera y 300 mil por contrabando aduanero, han alertado a la Policía Nacional ante el peligro de que el crimen organizado se “asiente campantemente” en el país.
El jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), comisionado Julio González, afirma sin tapujos: “La Ley establece que hay lavado sin un pito de marihuana, “y aquí nadie viene a comprar confites con más de un millón de dólares”.
Un tanto frustrado, pero sin bajar la guardia, afirma que en el caso del millón 200 mil dólares de Rivas, la Fiscalía decidió acusar por defraudación aduanera por miedo a que se cayera por lavado de dinero, aun con toda la información proporcionada por la Policía en torno a los detenidos.
¿No considera necesaria una reunión interinstitucional para abordar la situación surgida alrededor de casos, donde se ha dejado en libertad a personas capturadas con altas sumas de dinero y en actividades de lavado de dinero y tráfico ilegal de armas?
“Creo que sí. Las instituciones que forman la Comisión Interinstitucional para la aplicación del CPP han tenido sus altas y bajas. No nos reunimos desde hace más de un año, y de acuerdo con la ley, preside la Comisión el Presidente de la Corte Suprema de Justicia. Tal vez han estado ocupados. El director general de la Policía ha pedido esta reunión para abordar estos casos, porque queremos llamar la atención sobre hechos que deben ponernos en estado de alerta.
“Se vienen dando una serie de situaciones que podrían llevar, eventualmente, a ponernos en situaciones como Guatemala y El Salvador en materia de crimen organizado, y se perdería la principal fortaleza de Nicaragua: la seguridad. El país más de seguro de Centroamérica y uno de los más seguros en Latinoamérica, porque la Policía es de las más profesionales y efectivas contra el crimen organizado. Ha sido un país seguro porque el sistema se ha mantenido de cara contra el crimen organizado, pero cuando una parte del sistema falla, el sistema se cae”.
¿Se están propiciando condiciones para que el crimen organizado mire al país como un paraíso?
“Como ciudadano no quisiera eso, pero no somos una isla y podemos estar entrando de manera consciente o inconsciente a esa lista de países inseguros. Estamos a tiempo de revisar dónde se pueden dar las condiciones propicias para eso. Hoy por hoy no hay carteles, ni bandas organizadas, porque cuando se tiene información se actúa. Pero si un eslabón del sistema falla, puede ser condicionante para que el crimen organizado diga: aquí esta el eslabón que buscábamos. En la Policía ninguna actividad del crimen organizado tiene cabida. Hoy por hoy esta institución se mantiene fuera de esa situación”.
Así comenzaron Guatemala y El Salvador
Es tan así que promovieron un recurso de amparo a favor de tres chinos antes de entrar al país, por la percepción.
“Exactamente. Por eso insisto en que es necesario revisar la situación, porque el crimen organizado puede estar encontrando ese eslabón que le permita instalarse en el país. Estamos a tiempo de trabajar juntos.
“Aunque somos respetuosos de las decisiones del Poder Judicial, no quiere decir que no estemos observando situaciones que de manera inconsciente estén facilitando al crimen organizado. Se puede hacer un alto en el camino para no ir en una cumbre descendente. Debe haber una unidad monolítica entre Policía, Fiscalía y Poder Judicial, y si en este momento alguno de los tres está fallando, hay que revisar. Lo que hagamos hoy, puede repercutir en los resultados de mañana, porque así comenzaron Guatemala y El Salvador”.
¿Considera que la decisión que se tome en el caso de los 600 mil dólares, será determinante de cara al futuro?
“Como institución estamos a la expectativa de los resultados de la comisión de la CSJ y de la Fiscalía, porque servirá de precedente para bien o para mal, pero mal haríamos como institución juzgar de previo, y no queremos emitir criterio. Hemos coadyuvado a la institución y estaríamos anuentes a colaborar en más, pero es necesario dar un chance para que las cosas concluyan con un fundamento”.
¿Ustedes están convencidos de que el caso de los 600 mil dólares es lavado de dinero?
“En la investigación estábamos claros porque se les había dado seguimiento de entradas al país, con antecedentes de droga en México, Guatemala y Estados Unidos. Sabíamos que esa cantidad de dinero no era lícita, y no creo que alguien ande más de 600 mil dólares en una llanta. Si el dinero se trae lícito ahí esta el sistema financiero. Nunca he visto a un inversionista entrar ni con diez mil dólares. ¡Por favor! que no digan que si no les agarramos un pito de marihuana, no está lavando dinero”.
Ley es clara, no hay nada que interpretar
¿Para la Policía Nacional, el lavado de dinero existe aunque no haya droga?
“Perfectamente. Porque la ley es clarísima, no la interpretamos, y lo que leo como jurista es que los artículos 61 y 62 de la Ley 285, dicen al final que hay lavado de dinero producto de cualquier actividad ilícita. Entonces, por favor, si la ley te dice ‘cualquier ilícito’, no hay nada que interpretar.
“Cuando investigamos estos casos fijamos los límites dentro del presupuesto legal que da el marco jurídico del tipo penal que está en la Ley 285.
“Al final de la investigación le decimos al fiscal: tenemos la sospecha de que estos actos van dentro de este delito y la calificación del fiscal es preliminar, y es el juez quien tipifica definitivamente. El juez dice: independiente de que no le agarraron un arma, ni un pito de marihuana, por el hecho de ocultar semejante cantidad de dinero, más otros indicios de que anda buscando armas para el sur. Porque hay cuatro o cinco indicios que llevan al juez a calificarlo como actividad de lavado de dinero, y lo fulminó con una sentencia y nadie se ha pronunciado sobre eso”.
¿Desistieron de la apelación y la condena quedó firme?
“Exactamente, pero la Policía no puede decir si está o no así, porque no somos parte. Le damos seguimiento a los casos para saber qué tan efectivos fuimos, porque seríamos irresponsables si al entregar el informe al fiscal nos desligamos. Sabemos qué personas están llegando a contratar a los abogados; viniendo del exterior a buscar el dinero; quiénes están interesados en que las cosas se resuelvan en apelación de otra manera, porque mañana sale otro caso parecido y sabemos quiénes se movieron en ese caso.
Mañana:
* ¿Hay gente aquí que anda tras el dinero de los narcotraficantes?
* Si se consolidan bandas, hay peligro de una “colombianización”.
* Todavía confiamos en Poder Judicial, pero resultados no han sido bien vistos por la sociedad.