Nacional

Primero Fenosa y ahora la huelga


LEÓN -La señora Matilde Leytón por segunda vez no recibió la asistencia médica que necesita, y de nuevo está en su casa esperando otra oportunidad.
El martes se presentó al hospital de León con su ropa, exámenes en mano y la cita de ingreso, sin embargo le comunicaron que no estaban recibiendo pacientes nuevos producto de la huelga.
“Estoy clara de que es una demanda justa, que deben aumentarles, pero es la segunda vez que suspenden mi operación, y aunque aparentemente no estoy grave, urge que me intervengan”, refirió doña Matilde, a quien desde marzo le diagnosticaron un padecimiento que avanza mientras le niegan la atención.
Operación fallida y ahora devuelta
Hace dos meses estaba en el quirófano cuando Unión Fenosa, en uno de sus irregulares cortes, suspendió el fluido eléctrico en el sector del hospital de León.
Los médicos, para evitar complicaciones, cerraron la herida sin resolver el problema y la citaron para noviembre. Tuvo que recuperarse de los ocho puntos que le hicieron y seguir sufriendo los síntomas de la enfermedad.
Sin saber su suerte, volvió a gastar como en aquella ocasión en exámenes médicos y los preparativos para el ingreso. Alistó la maleta y se despidió de los vecinos, “qué tuerce la mía, tal vez ya no me conviene operarme, lo peor es que he gastado dos veces en análisis con grandes sacrificios”, señaló.
Consideró que los médicos deben evaluar bien los casos cuando estén en paro, “porque finalmente el más pobre es el más afectado, yo no tengo para pagar un privado, mi única alternativa es el hospital, en donde uno debe costear todo”, aseguró.