Nacional

Amparo a chinos que no habían llegado al país

* Peligrosas manifestaciones de nuestra vulnerabilidad al crimen organizado * Los asiáticos de todas maneras fueron deportados por traer visas falsificadas en Moscú

Eloisa Ibarra

La fragilidad del sistema judicial nicaragüense podría convertir al país en un peligroso paraíso del crimen organizado. Recientemente, a través de un Recurso de Exhibición Personal se apoderaron de más de 600 mil dólares ocupados en un caso de lavado de dinero. Ahora, tres chinos trataron de ampararse desde antes de llegar al país.
Y es que el pasado diez de noviembre, el abogado Manuel Antonio López Calero interpuso un Recurso de Exhibición Personal a favor de Yan Jianxiong, Yan Feng y Yan Jinbin, los tres chinos de la República Popular, sin que estuvieran en territorio nacional.
En el Recurso, López Calero expresa que es asesor legal de muchos empresarios extranjeros que llegan con intenciones de invertir en el país, pero ha tenido información de que la Dirección de Migración y Extranjería tiene intención de detenerlos y expulsarlos, pese a que su viaje es legítimo y con interés legal.
Refiere que los chinos son portadores de visa nicaragüense autorizada por la Dirección Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, y otorgada en el Consulado de Nicaragua en Moscú.
Y pese a que los chinos no se encontraban en el país, López argumenta que la Constitución Política establece igualdad ante la ley a todas las personas que se “encuentran en el territorio”, por lo que recurre contra el director de Migración y Extranjería, Juan Marcos García.
Calero dijo a EL NUEVO DIARIO que la Ley de Amparo permite amparar a las personas aunque sean extranjeros y estén fuera del país. “Sólo a los no nacidos no se puede amparar”.
López explicó que interpuso el recurso a favor de los chinos a petición de un cliente suyo, de quien no reveló el nombre, y porque recibió una llamada de alguien a quien tampoco identificó, informándole que serían deportados.
Aunque interpuso el Recurso alegando amenaza de detención ilegal, López no explicó qué motivo tenían los chinos para sentirse amenazados por Migración y Extranjería.
El artículo 57 de la Ley de Amparo establece que en el Recurso de Exhibición Personal debe existir una amenaza real, posible, inmediata y realizable. López se llevó el auto para que las autoridades de Migración contestaran, pero lo entregó a las autoridades, según información extraoficial.
Visa falsificada
Los tres chinos llegaron al país el viernes once a las ocho de la noche, pero fueron deportados por las autoridades de Migración y Extranjería.
Juan Antonio Vanegas, Director de Fronteras de Migración y Extranjería, explicó que hay tres categorías de visa: A, B y C, y los chinos tenían una visa falsificada extendida en Moscú y por eso no los dejaron entrar.
Además, presentaban un telefax donde supuestamente autorizaba la doctora Fonseca, el 24 de octubre de 2005, y ella ya no estaba en esa fecha, y tampoco el cónsul de Moscú. No cumplían con los requisitos establecidos, por eso se les devolvió a China.