Nacional

“Marea Roja” deja a miles sin alimentos

* Viven de la extracción de moluscos y hoy no tienen nada que vender ni qué comer * Marena les impide alternativa de madera, y Sinapred les niega ayuda porque no es un “fenómeno natural”

El Realejo, Chinandega
Sus vidas dependen de las mareas, pues éstas son las que al final definen la hora en que empieza y finaliza su jornada laboral. También con cada marea encuentran el sustento o la frustración al ver sus bolsas vacías, porque saben que igual estarán sus estómagos y los de sus familias.
Álvaro Francisco Vargas, de 41 años, no recuerda cuándo comenzó a ser un “conchero” --como conocen a las personas que se dedican a la extracción de estos moluscos--, pero sí sabe que antes de cada amanecer deberá tomar su cachalmar y enrumbarse hacia el manglar.
Han quedado sin alimentos
“Mi cachalmar es la bolsa que andamos para conchar, es de malla porque así no se mueren las conchas”, señala. Como Vargas, que habita la comunidad de Alemania Federal, en el municipio de El Realejo, hay 2,234 personas afectadas directamente por la “Marea Roja”, las cuales urgen de alimentos.
Siempre agachados en medio de las raíces del mangle, introduciendo sus manos en el lodo aguado en el cual se hunden a cada paso, casi hasta donde inician sus extremidades inferiores, recorren entre siete y diez kilómetros diariamente para poder obtener cinco docenas a lo sumo, que son apenas 30 córdobas al día. En estos recorridos terminan por lo general con astillas enterradas en sus manos y pies.
Emergencia
Rafael Blanco, alcalde de la ciudad costera, manifestó que se hizo la declaratoria de emergencia a través del Comité Municipal de Prevención (Comupred) el domingo pasado, y a pesar de haberse cumplido una semana desde que el Minsa señaló que no se podía comercializar, consumir y extraer conchas, ninguna institución ha dado respuesta.
“La Iglesia Luterana prometió enviar provisión el próximo viernes, mientras la ministra Gurdián --a título personal-- el lunes, y para que no regresáramos con las manos vacías nos dio algunos sacos de comida que compró con su propio dinero. Somos un municipio muy pobre, carente de industria u otro rubro que no sea el aprovechamiento del manglar”, destacó el alcalde.
¿No es un fenómeno natural?
Por su parte, el líder comunitario Luis Alberto Sánchez, expresó su desazón ante la apatía del Gobierno central, porque asegura nunca antes se habían visto en una situación parecida, y lo peor de pedir es que te humillés y no te den.
“Llegamos a Managua, el lunes, al Sinapred, a las ocho de la mañana. Esperamos y nada. Después nos dijeron que fuésemos a MiFamilia, donde el director general nos preguntó por qué no teníamos ahorros…, cuando aquí vivimos al diario, ¿cómo vamos a ahorrar? Después, a las seis de la tarde llamó la gente del Sinapred, cuando estábamos todavía en MiFamilia, y dijo que la declaratoria de emergencia no era válida porque la Defensa Civil no la había avalado, y que ellos no podían ayudarnos porque la “Marea Roja no era un fenómeno natural, entonces me pregunto yo qué es”, comentó Sánchez.
Alternativas tampoco funcionan
Ante la situación de emergencia que se está dando, las familias que habitan los sitios cercanos al manglar están extrayendo del mismo la madera que venden como leña, pero el Ministerio del Ambiente ha iniciado los decomisos también, lo cual hace que la situación empeore.
“No sabemos qué hacer --comentó la señora Bertilda Vílchez, mientras descascaraba trozos de mangle--, estamos luchándola, pidiéndole a Dios que se quite ese mal del agua y podamos seguir sobreviviendo como lo hemos hecho siempre, porque aquí estamos casi en sus narices y no se acuerdan de nosotros, deberían darnos alternativas”, concluyó.
Tres intoxicados más
Dos mujeres y un varón residentes en los municipios de El Viejo y Corinto, son los tres nuevos intoxicados por el consumo de conchas negras, ostras, mejillones, almejas y ostiones entre otros mariscos contaminados con el Veneno Paralizante de Moluscos (VPM).
Con éstas suman 47 las personas intoxicadas en este departamento por la ingesta de moluscos afectados por una contaminación grandísima de ciertos microorganismos planctónicos conocidos como “Marea Roja”, lo cual mantiene en alerta al Ministerio de Salud (Minsa), que ubicó a cinco médicos en la isla de Maderas Negras para la atención de eventuales perjudicados por este fenómeno natural. Uno de los intoxicados permanece internado en el Hospital España de Chinandega.
La doctora María Antonia Tijerino, Directora del Sistema Local de Atención Integral en Salud --Silais-Chinandega--, dijo que a través de inspección aérea detectaron afectación de “Marea Roja” en las playas de Casares, Poneloya, Corinto, El Realejo y Jiquilillo.
La funcionaria aseguró que mantienen una campaña sostenida de sensibilización para que la población no consuma moluscos afectados por saxitonina, y monitoreo constante, y la tarde ayer miércoles entregaron 500 quintales de arroz e igual número de quintales de fríjol a los alcaldes de Corinto y El Realejo, para que los repartan a habitantes de las vecindades afectadas por el fenómeno natural.
Manifestó que continúan los decomisos de moluscos en mercados y restaurantes de Chinandega, y la implementación de tranques con la Policía en las salidas de la ciudad.
Hoy llegan especialistas norteamericanos
La doctora Ana Cristian Meléndez, del Programa de Entrenamiento de Epidemiología de Campo del Minsa Central, confirmó a EL NUEVO DIARIO que un biólogo molecular, un médico, un epidemiólogo, un estadístico, una enfermera y un veterinario norteamericanos, visitarán la mañana de hoy --jueves-- la isla Maderas Negras, jurisdicción de El Realejo, donde harán muestreos de alimentos, aguas y sedimentos del mar.
Aseguró que los expertos, pertenecientes al Centro de Control de Enfermedades Infecciosas de Atlanta, con prestigio a nivel mundial, se llevarán los estudios y compartirán experiencias con personal del Minsa que da seguimiento al comportamiento de la “Marea Roja”.

(Con la colaboración de Silvia Carrillo)