Nacional

“Desvisan” a Argüello Poessy

* Contralor reacciona airado contra embajador Trivelli, a quien califica de injerencista y de alentar “primarias de gente con axilas perfumadas” * Reta al cónsul a que le pruebe actos de corrupción, pero al mismo tiempo se declara amigo histórico de Arnoldo Alemán

Consuelo Sandoval

La Embajada de Estados Unidos revocó ayer la visa de ingreso a Estados Unidos al vicepresidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, a quien le aplicaron la Sección 212 AC de la Ley de Inmigración y Naturalización, referida a los funcionarios públicos que presuntamente han cometido actos de corrupción, confirmó ayer la agregada de prensa, Preeti Shah.
La disposición diplomática fue notificada a Argüello por el cónsul estadounidense, Dan Bazan, agregó a funcionaria.
Argüello reaccionó indignado y aclaró que no es por la revocación de su visa, sino porque supone que la acusación en su contra de cometer supuestos actos de corrupción, obedece a que recientemente brindó declaraciones a un programa de televisión en el que rechazó el injerencismo del embajador estadounidense Paul Trivelli.
“Trivelli no es diplomático”
“Estoy seguro de que el embajador Trivelli y el señor cónsul jamás han pasado ni por la acera de Fletcher, la escuela de diplomacia más distinguida de Estados Unidos. Las declaraciones que ha dado el embajador Trivelli son claramente intervencionistas, él no tiene derecho a inmiscuirse en la política nuestra, no tiene derecho un país extranjero a financiar a determinados grupos de axilas perfumadas para organizar las elecciones primarias. En cualquier país que el embajador Trivelli o todo su grupo se hubiera atrevido a dar las declaraciones que da aquí, qué años que lo hubieran echado”, expresó.
“¡Que me digan dónde está la corrupción! Si mi corrupción es por ser liberal, lo he sido siempre; si mi corrupción es por ser amigo de Arnoldo Alemán, soy amigo de él desde hace 40 años; si mi corrupción es no estar de acuerdo con el injerencismo en nuestro país, entonces, sí soy corrupto”, manifestó.
El contralor amenazó con revelar los mensajes que el ex embajador norteamericano Oliver Garza le habría enviado al ex presidente Arnoldo Alemán y su familia, en su reciente visita a Nicaragua.
Argüello remitió una carta a Bazan, a quien le demanda hacer públicos esos actos de corrupción de los que se le acusa.
Rechaza invitación
“Comprendo que mis opiniones no son del agrado de su gobierno, pero tengo derecho a opinar sobre cualquier tema relacionado con mi país, respeto su decisión, pero al menos tengo derecho de conocer los actos de corrupción en los que según usted, estoy involucrado, ya que su determinación ha sido tomada después de ‘un cuidadoso estudio de investigación’”, agrega la misiva.
Argüello rechazó la invitación que le formuló Bazan para que se reúnan en la sede diplomática a abordar el asunto de la revocación de la visa.
“No tengo nada que discutir con usted, lo único que le pido es que señale frente a mi país, los actos de corrupción en los que funda usted la decisión que ha tomado”, insistió Argüello.
Informó que tenía 50 años de poseer visa norteamericana y que no le interesa que se la restituyan, porque ante la enfermedad que padece y que lo mantiene en una silla de ruedas, le resulta incómodo viajar, y que por esa razón ni siquiera visita a su único hijo que reside en París, Francia.