Nacional

Nicaragua sin solución energética en el corto plazo

* Canciller Caldera declara que no hay posibilidad de combustibles baratos por ningún lado, y sólo quedan “el ahorro y las buenas intenciones”

Vladimir López

Pese a la disposición del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), de canalizar cinco mil doscientos millones de dólares (US,200,000.000) para respaldar el desarrollo del sector energía de Centroamérica, el canciller de Nicaragua Norman Caldera, considera que no hay una solución al problema energético en el corto plazo.
Lo anterior se conoció tras la reunión del Consejo Intersectorial de Ministros de Relaciones Exteriores, Ministros de Integración Económica y Ministros Directores de Energía de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), que se realizó ayer martes en el Hotel Camino Real de Managua.
“En lo que se refiere a la energía”, dijo el canciller Caldera, “los planes nunca son a corto plazo porque las reacciones a corto plazo son las más caras. Se está haciendo un plan cuyos frutos van a comenzar a verse dentro de un tiempo, no a la inmediato, porque no hay alternativas fáciles”.
“Debe quedar muy claro”, agregó, “que ni Venezuela, ni México ni ninguno de los países miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) van a dar rebajas en el precio del combustible y el que diga lo contrario los está engañando”.
Consideró que la OPEP “es un cártel”, y que los cárteles están obligados a mantener los precios que se han fijado entre sus miembros. “Lo que puede haber es ahorro de combustible en los canales de distribución, pero para que pueda haber ahorro tienen que existir esos canales de distribución y en Nicaragua no hay refinerías ni capacidad de almacenamiento para poder desarrollar alternativas de distribución diferente”.
“Por muy buenas intenciones que se tenga”, apuntó, “la verdad es que en cortísimo plazo no hay alternativas ni ofertas reales de disminución de precios. No es con demagogia que se va a resolver este problema”.
Plan de México tampoco en el corto plazo
El canciller Caldera explicó que los funcionarios de la Secretaría de Energía de México explicaron algunos detalles adicionales sobre el proyecto de cooperación del Programa de Integración Energética México-Centroamérica, “pero tampoco en este campo se trata de soluciones milagrosas de hoy a mañana”.
“Una refinería vendría a ayudar a reducir los costos del transporte en la región. Una línea de gas vendría a presentar una alternativa más barata que el petróleo para el uso del combustible en generación de energía, pero no son soluciones mágicas, ni de un día para otro”, expresó.
Precisó que en el programa de apoyo mexicano, Nicaragua se encuentra en el tramo número tres en el proceso de instalación en la línea de gas, ya que el primero sería Guatemala, el segundo El Salvador y Honduras y el tercero sería Nicaragua.
Fondos del BCIE para empresas privadas
En cuanto a los fondos que puso sobre la mesa el BCIE, el ministro Caldera dijo que están destinados para las empresas del sector privado que trabajan en el desarrollo energético.