Nacional

Perros, muertes y un ex presidente que “murió de tristeza”


Vladimir López

El embajador de Costa Rica en Nicaragua, Rodrigo Carreras, aseguró ayer martes que un ex presidente de El Salvador que residía en ese país, del cual no reveló el nombre, murió “de tristeza” hace algunos años luego que sus perros de raza “Pitbull” escaparon de su residencia y destrozaron a un joven costarricense
Agregó que los “pitbull” por descuido se escaparon de la vivienda del ex mandatario salvadoreño “y mataron a un muchacho costarricense que vendía helados”.
“Fue una cosa horrible cómo el joven resultó destrozado. Fue una cosa que llevó a una investigación y llevó también a las penas que se le aplicaron al dueño de los perros. Eso fue sumamente doloroso para él, quien murió años después, y tal vez lo que más le causó la muerte fue la tristeza inmensa que queda en el corazón de cualquier persona que sea responsable por eso”, dijo.
Carreras, quien se nota bastante atribulado debido a las tensiones entre Nicaragua y Costa Rica, las que se agudizaron tras la espantosa muerte del nicaragüense Natividad Canda Mairena, destrozado por dos rottwailler ante la vista y paciencia del dueño de los animales, así como de autoridades y camarógrafos ticos, aseguró que existe un rechazo generalizado entre la mayor parte de la población costarricense sobre lo sucedido a Canda Mairena.
“Los estudios de opinión pública en Costa Rica revelan el rechazo de la población costarricense al tema, no por el hecho de que el muchacho (Canda Mairena) fuera nicaragüense, porque quizás eso le agrega un poco más de drama, sino porque fuera un ser humano”, expresó.
Consideró que a nadie le gusta ver unas imágenes como las que se publicaron cuando el joven nicaragüense era destrozado por los dos animales sin que nadie haya intentando impedirlo.
El diplomático expresó que las investigaciones sobre la muerte de Natividad Canda Mairena se están realizando, pero que las mismas se encuentran en manos del Poder Judicial y no en manos del Poder Ejecutivo.