Nacional

Sólo 500 cortadores de café a El Salvador


Vladimir López

El Salvador se propone trasladar en los próximos días por lo menos a unos 500 nicaragüenses para que ayuden a levantar la cosecha cafetalera, informó ayer el embajador salvadoreño Francisco Ismendia.
El diplomático aclaró que la cantidad de cortadores de café que necesita El Salvador “no es tan grande” como la que se planteó inicialmente, sino que se redujo a la cantidad arriba descrita.
El embajador recordó que el presidente salvadoreño, Antonio Saca, le hizo una promesa al presidente Enrique Bolaños “de que El Salvador tenía las puertas abiertas para los buenos trabajadores nicaragüenses”.
“Entonces”, agregó, “hay un buen ánimo para esto, aunque sabemos que Nicaragua también tiene que cortar importantes cantidades de café en muchas hectáreas y fincas y que se necesita la mano de obra”.
Añadió que de lo que se trata es que cada país haga las cosas de la mejor manera. El problema es que tanto en El Salvador como en Nicaragua, producto de las lluvias, el café se maduró tempranamente y por eso urge integrar la mano de obra”.
Precisó que El Salvador necesita 130 mil personas para los cortes de café, y que tiene un déficit del diez por ciento, y eso es lo que busca resolver mediante conversaciones de gobierno a gobierno, “para que los cortadores nicaragüenses que se trasladan a El Salvador tengan todos los beneficios que obtienen los trabajadores salvadoreños”.
El embajador Ismendia señaló que los acuerdos de la integración centroamericanos contemplan la libre movilidad temporal de la mano de obra de un país a otro.
“Estamos haciendo las evaluaciones necesarias para entrar de lleno y contratar mano de obra extranjera “y eso es pronto, porque a nosotros nos urge recolectar el café”, concluyó.