Nacional

Alcaldes marcharon por incremento presupuestario

Rechazan la propuesta de ley que planea presentar el Gobierno del presidente Enrique Bolaños para congelar las transferencias a las alcaldías hasta el seis por ciento del presupuesto.

Alcaldes de más de 100 municipios del país marcharon hoy a la Asamblea Nacional para exigir que se cumpla una Ley de Transferencias Municipales que les otorga seis por ciento del presupuesto nacional para el próximo año y el 10 por ciento en 2007.

Los burgomaestres que marcharon, acompañados de recolectores de basura y ciudadanos que les apoyan, rechazaron la propuesta de ley que planea presentar el Gobierno del presidente Enrique Bolaños para congelar las transferencias a las alcaldías hasta el seis por ciento del presupuesto.

"Esa ley es completamente inconstitucional, ilegal y sobre todo injusta porque está cercenando lo más elemental que tiene la democracia que es el fortalecimiento de sus Gobiernos locales", dijo el alcalde sandinista de Managua, Dionisio Marenco.

El alcalde liberal del municipio de Rivas, René Martínez, pidió al Parlamento que no apruebe la iniciativa del Ejecutivo de congelar las transferencias en seis por ciento.

"Los municipios no podemos quedarnos atrás en el progreso, esas transferencias nos corresponden por ley para hacer obras de progreso", dijo Martínez, alcalde del municipio de Rivas, 111 kilómetros al sur de Managua.

La ley de municipios de Nicaragua establece una asignación a las alcaldías de seis por ciento de los ingresos tributarios del presupuesto general para este año y para 2006.
La misma norma señala que a partir de 2007 se les debe dar a los municipios el 10 por ciento del presupuesto nacional.

El presidente de la comisión de municipios del Parlamento, el diputado liberal José Castillo Osejo, aseguró a los alcaldes que el Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha) no aceptará la pretensión del Ejecutivo de congelar las transferencias a los gobiernos locales.

"Les doy la seguridad a los señores alcaldes que en ningún momentos vamos a aceptar el (recorte) en el presupuesto", dijo Osejo al hablar ante el plenario del Parlamento.

La iniciativa de Bolaños pretende congelar las transferencias a los municipios en un seis por ciento, mientras no se les asignen otras responsabilidades administrativas.
Otro argumento del Ejecutivo es que el presupuesto debe responder a demandas de parte de otros sectores sociales como educación y salud.

Actualmente Bolaños enfrenta una huelga de unos 3.000 médicos de los hospitales y centros de salud estatales de todo el país que exigen aumento de salario y mejores condiciones de trabajo.

A este paro de labores se podrían sumar más de 20.000 trabajadores del sector salud el próximo jueves 17, convocados por la sandinista Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), según anunció su máximo dirigente, el diputado Gustavo Porras.