Nacional

Minsa a dos “puyas”

* Tienen los mismos objetivos, y sólo los diferencia la forma en que desean se distribuyan los incrementos salariales

Lucía Navas

La tensión en el sector Salud aumentó con el anuncio de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), del inicio la próxima semana de una huelga al margen de la que hará la Federación Médica.
Aunque los representantes de Fetsalud y de la Federación Médica dijeron por separado que se garantizarán las atenciones de los casos de emergencia, la vacunación contra la rubéola y la ruta crítica que contempla hospitalizados, cuidados intensivos y neonatos, el gremio médico advirtió que en algunos departamentos como Chinandega puede salirse de control la huelga, pues se contempla incluso cerrar los hospitales.
La huelga de médicos está supuesta a iniciar el próximo lunes, mientras Fetsalud convocó para el jueves 17 de noviembre. Ambas protestas suspenden las consultas y las cirugías programadas.
Las dos representaciones sindicales exigen incrementos salariales, pero entre sus representantes hay serias discrepancias, pues Gustavo Porras, de Fetsalud, advirtió que no permitirán que los médicos obtengan un aumento salarial mayor al del resto de trabajadores, amenazando con mantener la huelga indefinidamente si se aprueba en el presupuesto del Ministerio de Salud (Minsa) montos distintos para otorgar salarios. “No pueden haber médicos autofinanciados”, dijo Porras.
Fetsalud demanda 1,500 millones de córdobas en el presupuesto del Minsa, de los cuales 20 millones serían para aumentos salariales de los médicos residentes, 280 para compra de medicamentos, y 1,200 para incrementos al resto de trabajadores, monto que Porras dijo es negociable.
Para que se otorgue esa partida, Porras exigió que desaparezcan la Superintendencia de Pensiones, la Secretaría de la Juventud, las áreas de Ayudas Sociales de la Presidencia y Vicepresidencia, “que son inoperantes”, para que se trasladen esos presupuestos al Minsa.
Ministra también advierte
Aunque su postura es que no haya protestas, la ministra de Salud, Margarita Gurdián, coincidió en que el incremento salarial que se apruebe, se aplicará de “forma equitativa y justa entre todos los trabajadores de la Salud”.
La Ministra dijo estar dispuesta a negociar, pero que es el gremio médico el que no asiste a las convocaciones del Ministerio del Trabajo (Mitrab). No obstante, mantuvo la advertencia de restar del salario a los galenos los días que se mantengan en paro, además de solicitar al Mitrab que declare ilegal la huelga, lo cual le permitiría tomar otras acciones.
Si bien Gurdián volvió a llamar a los médicos, a quienes les recordó el juramento que hicieron de dedicarse a servir a la población, dijo que ante la eventual huelga orientó a los directores de hospitales organizar los servicios para que con el resto del personal disponible, se garantice las atenciones.
“Los médicos resolveremos nuestra pelea”
Pero Elio Artola, Presidente de la Federación Médica, dijo que la huelga indefinida se mantiene a partir del lunes, a la cual se sumarán los médicos residentes e internos. Aseguró que se depondrá la protesta cuando se logren acuerdos con el Ministerio de Hacienda y el Minsa, en donde se acceda a las demandas de un incremento salarial del 140 por ciento, un seguro colectivo a los médicos y acceso a proyectos de viviendas.
Sobre la postura de Fetsalud, Artola dijo a EL NUEVO DIARIO preferir no entrar en contradicciones, pero expresó “que el gremio médico tiene sus propias demandas, y por tanto verá cómo las resuelve”. Expresó la disposición de que el incremento salarial del 140 por ciento se dé en dos años, “el 70 por ciento este año y 70 el próximo”.
Artola reaccionó contra la Ministra llamándola “señora prepotente por no ceder en su posición” de negociar un convenio colectivo con la Federación Médica. “Hemos dicho que no siga amenazándonos, porque entonces pediremos su destitución”, expresó.
Pero Gurdián no se intimidó, y expresó que “quienes ocupamos estos cargos estamos sujetos a esa clase de amenazas” (…), y “estamos claros de que en cualquier momento estamos llamados a dejar el cargo”.