Nacional

MINSA Prohíbe venta de mariscos por Marea Roja

Hasta la fecha 19 personas se han intoxicado por la ingesta de mariscos con VPM, mientras las autoridades investigan la muerte de otras tres.

Lucía Navas

Las autoridades de Salud prohibieron la venta y consumo de mariscos en el departamento de Chinandega por peligro de que se extienda el brote de intoxicación por el veneno paralizante de moluscos (VPM), ocasionado por “Marea Roja”, mientras que el Ministerio del Ambiente advirtió que este fenómeno puede extenderse por toda la Costa del Pacífico del país.

El director de Epidemiología, Juan José Amador, confirmó la hospitalización en Chinandega de 19 personas por intoxicación por la ingesta de mariscos que contenían el veneno paralizante de moluscos, pero no confirmó la muerte de tres personas, de ellos un niño por esta causa, pues se esperan los resultados de las pruebas clínicas que se les practicaron.

Amador y Jesús Marín, director del Centro de Toxicología del Ministerio de Salud (Minsa), insistieron en que la población de Chinandega no consuma productos de mar tales como ostiones, ostras, almejas, conchas negras, casos de burro, mejillones y otros moluscos, ya que estos pueden ocasionar intoxicación por VPM, por “Marea Roja”. No obstante se aclaró que este tipo de marea no afecta a los peces.

El doctor Marín explicó que existe un alto riesgo de que se presenten más casos de intoxicación ya que los mariscos contaminados con el veneno no cambian de color, olor, sabor ni aspecto, y la única forma de saber si tiene toxina es a través de un análisis de laboratorio. Así mismo que el consumo de alcohol favorece la absorción de este tóxico, y el veneno paralizante no se elimina cociendo los mariscos, ni agregándole limón o vinagre, por lo que al comerlo puede causar la muerte.

Los casos de intoxicación comenzaron el fin de semana en los municipios de Corinto, El Realejo y El Playón. Los síntomas de envenenamiento por “Marea Roja” son debilidad muscular, cosquilleo, calor y adormecimiento de labios, lengua, boca y cara, mareos y cefalea, entre otros.

Por su parte Fernando Palacios, especialista en Biología Marina y de Área Protegidas del Marena, dijo que se informó a la Procuraduría del Ambiente, Adpesca y las alcaldías municipales de Chinandega, de la orden del decomiso de todos los mariscos que se extraigan de los manglares. Hasta ayer se habían decomisado 15 sacos de conchas negras, que se remitieron al Laboratorio Central del Minsa, donde se les practicarán pruebas de detección de la toxica.

“Marea Roja” se extenderá

Pero Palacios no descarta que “podamos tener la misma situación (intoxicaciones) ya que el fenómeno natural de “Marea Roja” puede llegar a cubrir la Costa del Pacífico de Nicaragua, ya que es común que se extienda por cientos de kilómetros, y hasta abarcar varios países”, como ha sucedido en otras ocasiones.

Explicó que esto se la “Marea Roja” se extiende cuando hay cambios bruscos de temperaturas en los mares, produciendo una proliferación del micro-organismo “dinoflagelados” que es el que provoca el fenómeno, el que tarda varias semanas en desaparecer. Por ello informó que como parte del monitoreo se estarán enviando muestras de mariscos que se extraigan de distintos manglares de Chinandega al Centro de Recursos Acuáticos para detectar la extensión de la contaminación de la toxina.

El Dr. Juan José Amador amplió la explicación diciendo que están coordinados en la alerta con los Ministerio de Salud de El Salvador, Guatemala, Honduras y Costa Rica, donde aún no han detectado el fenómeno, “pero comienza por alguna parte y en esta ocasión suscitó en las costas de Nicaragua”.

Se trabaja, dijo, con el Centro de Investigación del Recursos Acuáticos quien desde ayer realiza muestreos y lectura de la densidad en las aguas marinas, y se hacen ensayos con ratas de laboratorio para determinar la agresividad de la toxina presente. Además se harán “a la brevedad sobrevuelos aéreos para observar las condiciones de las Costas para saber qué tanto se está extendiendo la “Marea Roja”.