Nacional

Gobierno regatea fondos a regiones autónomas

* Representantes de la RAAN y RAAS piden a diputados “que al menos una vez en la vida sean equitativos con el Presupuesto”

Valeria Imhof

A pesar del estado de emergencia en la Costa Caribe nicaragüense debido al paso del huracán “Beta” y a las inundaciones provocadas por las últimas ondas tropicales, el gobierno de Nicaragua está regateando a la región fondos del Presupuesto General de la República (PGR) para 2006.
Las autoridades de las regiones autónomas del Atlántico Sur (RAAS) y del Atlántico Norte (RAAN), se reunieron ayer con funcionarios del Ministerio de Hacienda y Crédito Público y la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, pero salieron con las manos vacías.
El Consejo Regional de la RAAN está demandando 34 millones de córdobas, el Gobierno Regional 33 millones de córdobas más 20 millones de córdobas para el proceso de demarcación de las comunidades indígenas. Sin embargo, al Consejo Regional le asignaron 25.8 millones de córdobas (casi el mismo monto que el año pasado) y al Gobierno Regional 17 millones, y para el proceso de demarcación once millones.
Combustibles “por las nubes”
Juan González, Presidente del Consejo Regional de la RAAN, dijo que el Gobierno elaboró el presupuesto sin tomar en cuenta el incremento en el transporte aéreo y terrestre en la región, donde en Puerto Cabezas el galón de gasolina es de 68 córdobas y en Waspam ya llegó a los 80 córdobas.
“Este precio es el doble de lo que cuesta en Managua, por eso le estamos pidiendo a los honorables diputados y al ministro de Hacienda, que por lo menos una vez en la vida sean justos con los pobladores de la Costa y su Gobierno Autónomo”, externó González, en una improvisada conferencia de prensa en el edificio de la Presidencia de la República.
González dijo que no han podido llegar a las zonas inundadas en el río Coco porque se quedaron sin fondos para comprar combustible debido a la emergencia en la región. “Estamos haciendo una valoración exacta de las pérdidas, sobre todo en cultivos, y vamos a pedir a la cooperación internacional que nos ayude”, dijo González, quien informó que las más de cinco mil personas evacuadas sobre los ríos Prinzapolka y Río Coco Abajo ya están regresando a sus hogares.
Hurtado García Barker, coordinador de gobierno de la RAAN, señaló que con los 17 millones de córdobas que le asignaron sólo podrán operar seis meses, e indicó que en total están solicitando entre 100 y 150 millones de córdobas para proyectos productivos, y así poder hacerle frente al estado de emergencia en los municipios de Waspam, Prinzapolka y Puerto Cabezas, los más afectados por las inundaciones.
Las autoridades de la RAAN dijeron que todavía no han cuantificado los daños causados por las inundaciones, pero señalaron que los ríos en la zona del Coco todavía continúan inundados.
RAAS también inconforme
Carla White, encargada de cooperación externa del Consejo Regional de la RAAS, dijo por su parte que el presupuesto que les “mandaron de oficio” es de 14 millones, “y nosotros demandamos 25 millones incluso antes del huracán”, declaró luego de salir de la reunión con los legisladores y las autoridades gubernamentales.
White indicó que para la RAAS sería “desastroso” operar con ese presupuesto, y dijo que los diputados se comprometieron a revisar esos fondos, teniendo en cuenta la situación de emergencia en la región por el huracán “Beta”. “Hay un sinnúmero de personas que todavía están en la intemperie y tenemos graves problemas sociales”, señaló White.