Nacional

Auditor confirma “las debilidades”

* Contador evita ahondar en auditoría, pero confirma su trabajo realizado en Tradeco * Contraloría: Ex ministro Pedro Solórzano sí está obligado a rendir cuentas

Oliver Bodan

Noel Cruz Pineda, socio director de la firma de contadores públicos autorizados Noel Cruz & Asociados, confirmó los problemas financieros que detectó una auditoría realizada por su compañía en la empresa mexicana Tradeco Infraestructura S.A. de CV.
“Como todas las empresas se encuentran debilidades en el control interno”, dijo Pineda, sumamente esquivo sobre los resultados que arrojó el estudio que realizó del primero de enero al 31 de diciembre de 2004.
Pineda rechazó brindar información del caso, limitándose a confirmar que efectivamente la compañía realizó dicho trabajo. “Nosotros hicimos una auditoría financiera a la empresa Tradeco. Fuimos contratados a través de una referencia de una firma internacional en México”, confirmó.
La auditoría financiera de la firma Noel Cruz & Asociados, fechada en marzo de este año, reveló severos problemas de control en la compañía mexicana que construye la rehabilitación de la carretera Chinandega-El Guasaule. En la parte de “transferencias sin documentación de respaldo”, se lee lo siguiente:
“Del examen practicado a transferencias en dólares de la cuenta bancaria No. 301101155, obtuvimos fotocopias de cinco comprobantes, confirmando la falta de documentos soportes, el monto asciende a C,657,765 equivalentes de US1,445”, informa el documento, cuya copia está en nuestro poder.
La auditoría fue solicitada a la firma de contadores por la Contraloría General de la República a través de una carta firmada por los cinco contralores: José Pasos Marciaq, Guillermo Argüello, Fulvio Palma, Luis Ángel Montenegro y Lino Hernández.
Otros documentos en nuestro poder revelaron que, originalmente, Noel Cruz & Asociados estimó que el monto de las transferencias al exterior sin respaldo fue de C,976,836, que “no están plenamente soportados”, y “tienen una incidencia directa en el rubro de efectivo y un efecto consecuentemente en el estado del resultado”.
Además, la firma también detectó 23 “situaciones que requieren ser observadas”, como actos relacionados a manejo inadecuado de efectivo, rendiciones de cuentas sin el soporte debido, conflictos de intereses, aplicación de créditos fiscales inexistentes y conciliaciones bancarias elaboradas incorrectamente, entre otras.
Como usted me imagino ha leído en el periódico, nosotros hemos estado realizando una investigación periodística sobre el tema. ¿Solicitó su colaboración en algún punto la Contraloría?
“Sí, efectivamente, la Contraloría solicitó a nuestra firma una copia del informe. Lo que pasa es que nosotros como contadores públicos tenemos la responsabilidad moral y ética de salvaguardar la información de nuestros clientes. Entonces, estuvimos pensando bien el asunto, pero finalmente accedimos”.
¿Por qué?
“Nosotros tenemos primero que velar por los intereses de información del cliente. Sin embargo, la Contraloría nos mandó una carta y nos hacía mención a dos artículos. Y la verdad es que nosotros creemos que no era nada malo hacérsela llegar a ellos. Entiendo yo que ellos van a hacer un buen uso de una manera bien confidencial sobre los datos”.
Auditoría clave para Contraloría
La auditoría de la firma privada Noel Cruz & Asociados y el resto de la documentación que sustenta la investigación de Confidencial y EL NUEVO DIARIO, serán piezas claves en la resolución que emitirá la Contraloría General de la República sobre la construcción de la carretera Chinandega-El Guasaule.
Los contralores Luis Ángel Montenegro y Guillermo Arguello Poessy dimensionaron ayer el trabajo periodístico de Confidencial y END, descalificado sin fundamentos desde un principio por el ex ministro de Transporte e Infraestructura, Pedro Solórzano, quien hasta el martes dio la cara sin lograr rebatir todas las irregularidades señaladas a la obra.
“Todo funcionario público está en la obligación de responder por los recursos que el Estado le confía que administre. Cuando él de manera soberbia descalifica a los medios de comunicación, lo que hace es demostrar su propia debilidad en el manejo de los recursos del Estado. De tal manera que no es lo que dice Solórzano, que son simples papeles la auditoría Cruz y Asociado”, expresó Montenegro.
Sobre lo mismo hizo hincapié Poessy: “Nosotros trabajamos a base de documentos para poder hacer un trabajo de auditoría, todo lo que sea relativo a la documentación del caso, que al parecer el periodista Oliver Bodán tiene bastante documentación, inclusive me atrevo a decir más de la que nosotros tenemos, sería muy útil para tomar una decisión que sea apegada a derecho”.

(Con la colaboración de Heberto Rodríguez)