Nacional

CGR sigue encubriendo caso de “tarjetazos”

* Ya dejaron que caducara lo más grueso y le dan largas al resto a pesar del dictamen de presunción de responsabilidad penal

Ismael López

Los contralores tienen engavetado desde septiembre pasado, un proyecto de resolución que les envió el director jurídico de la Contraloría, José de Jesús Brenes, en donde se presume responsabilidad penal para Noel Ramírez, por haber usado “indiscriminadamente” una tarjeta de crédito del Banco Central en compras personales.
“De los hechos investigados y respecto de las transacciones no cubiertas por la caducidad, se presume Responsabilidad Penal a cargo del doctor Noel Ramírez Sánchez, ex presidente del Banco Central de Nicaragua, por haber efectuado gastos de índole personal con Tarjeta de Crédito (American Express), los que fueron cancelados con fondos del Estado de la República de Nicaragua, hasta por la suma de 10 mil 054.34 dólares”, dice el proyecto de resolución en poder de EL NUEVO DIARIO.
Sobre las compras personales que Ramírez hizo de 1997 a 2000 con la misma tarjeta, la Contraloría no se pronunció porque ya caducaron los hechos, según Brenes en su Proyecto de Resolución.
EL NUEVO DIARIO publicó en 2003 que Ramírez gastó de enero de 1997 a diciembre de 2001, 289,784.42 dólares en gastos personales, de esa tarjeta que le fue entregada para gastos de representación cuando fue presidente del BCN en tiempos del ex presidente Arnoldo Alemán.
Dejarán caducar lo más grueso
La presunción de responsabilidad penal es por un poco más de 10 mil dólares, porque la Contraloría --controlada por sandinistas y liberales-- nunca aprobó ninguna resolución a pesar de que realizan la auditoría desde 2002.
“Se evidenció que el ex presidente del Banco Central, doctor Noel Ramírez, realizó compras haciendo uso para ello de la tarjeta oficial ya referida, y que conforme a los Estados de Cuentas proporcionados por la empresa emisora de la Tarjeta de Crédito American Express, las adquisiciones efectuadas consisten en: servicios médicos, productos de supermercados, librería, Tiendas Puerto Libre, productos varios, publicidad y revistas, equipos de computación y artículos para el hogar”, dice el proyecto.
“Por sus propias características --continúa el informe-- constituyen gastos de índole estrictamente personal y no para asuntos propios de las funciones oficiales que a su cargo correspondían”.
Ramírez, actual diputado y principal negociador del partido Liberal que controla Alemán --condenado a 20 años por fraudes en contra del Estado-- ganaba en el Banco Central 17 mil dólares. Cuando los auditores de la Contraloría le pidieron que justificara sus compras personales, dijo que habían quedado compensadas por un incremento salarial de 3 mil dólares al que había renunciado. Ayer, el legislador no pudo ser localizado en su celular.
El parlamentario dijo a los auditores que el BCN no sufrió perjuicio económico por la renuncia a su incremento de 3 mil dólares a partir de enero de 1999, y otro incremento al que renunció, del ocho por ciento, a partir de enero de 2001.
La Dirección Jurídica recomienda que se remitan “las presentes diligencias de auditoría al juez penal competente, a la Procuraduría General de la República por ser la entidad que representa los intereses del Estado, y a la Fiscalía de la República para lo de su cargo”.
Contralor Hernández: “Queremos estar seguros de si hay algo pendiente”
El contralor Lino Hernández dijo anoche que la resolución la discutirán en unos 15 días. Expresó que quieren estar seguros de si hay algo pendiente.
Hernández –liberal-- dijo que Ramírez había explicado que más bien a él le habían quedado debiendo por la renuncia a su incremento.