Nacional

Ayuda internacional suma 1,7 millones de dólares

Donantes apoyan con dinero, especies y alimentos, pero autoridades dicen que aún no es suficiente.

La cooperación internacional ha desembolsado 1,7 millones de dólares para enviar ayuda a los afectados por la plaga de ratas y el paso del huracán "Beta" en el Caribe nicaragüense, informó hoy una fuente oficial.

El secretario de Cooperación Externa de la Cancillería de Nicaragua, Mauricio Gómez, informó que los donantes han apoyado con recursos monetarios y ayuda en especies, sobre todo con alimentos.

"Lo que se ha contratado y que está en proceso de implementarse en el terreno son 1,7 millones de dólares para hacer frente a la emergencia inmediata", dijo Gómez.
Señaló que los principales cooperantes han sido España, Estados Unidos y Japón, así como organismos como el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y organismos financieros como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

No es suficiente

Pese a que la ayuda existe para responder a las necesidades de las comunidades afectadas por la plaga de ratas en el Río Coco frontera con Honduras y a los miles de damnificados por el paso del huracán "Beta" el pasado 30 de octubre, Gómez dijo que necesitan al menos dos millones de dólares más de apoyo internacional.

"Hay demasiadas necesidades y por eso creo que con dos millones de dólares más estaríamos a tono con las demandas que existen en las zonas", dijo Gómez.

"Beta" impactó el pasado 30 de octubre en una zona costera del Caribe Sur y en su paso por el centro del país se degradó a depresión tropical hasta disiparse en este país.

El ciclón no dejó muertos, pero sí cuatro nativos de la zona permanecen desaparecidos y más de 500 casas entre destruidas y semi-destruidas, según informes oficiales.

La mayoría de los habitantes del Caribe pertenecientes a las etnias mískitas, sumos, ramas y garífunas, viven de sus siembras, sobre todo de hortalizas y de la pesca; y el "Beta" arrasó con todo lo que tenían para sobrevivir.

Puente aéreo

Gómez dijo que en conjunto con el Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED), están pidiendo a los donantes que apoyen la creación de un puente aéreo que permita el traslado de ayuda de Managua hacia las zonas del Caribe que más necesitan el apoyo por medio de aviones.

La ayuda de los donantes sería para cubrir gastos de combustibles, aceite y mantenimiento de los helicópteros del Ejército de Nicaragua.

Gómez informó de que parte de la ayuda que han logrado canalizar a los afectados del Caribe ha sido posible gracias a organismos no gubernamentales que tienen sedes en puntos específicos como Oxfam de Dinamarca, y los nicaragüenses Centro Humbold y Acción Médica Cristiana.

Agregó que esta semana convocará a la primera reunión de seguimiento para conocer e informar a los donantes en detalle cómo se ha distribuido la ayuda y las demandas de apoyo en las distintas zonas que lo requieran.