Nacional

Aquí no se castigan actos aberrantes contra menores

* Si denuncia de niñas prostituidas en Costa Rica se hubiera hecho en Nicaragua, acusados estarían libres, según abogada de “Dos Generaciones”

María Haydée Brenes

Si las niñas que enfrentan el juicio por trata de personas en Costa Rica hubiesen ido a interponer su denuncia en nuestro país, seguramente quienes hoy se encuentran privados de libertad esperando ser juzgados andarían libres, pues somos quizás el único país de Centroamérica que no tiene tipificados los delitos de trata de personas, corrupción sexual, actos sexuales con adolescentes mediante pago, pornografía infantil y promoción del turismo con fines de explotación sexual comercial.
Así lo expresó la doctora Ana Clemencia Téller, del Departamento Jurídico del organismo “Dos Generaciones”. Y eso que somos suscriptores de todos los convenios y acuerdos internacionales de protección integral a la niñez.
Subregistros
Pese a que los delitos existen, al no haber tipificación dentro del Código Penal se dan subregistros al momento de ser denunciados en la Policía, declaró la doctora Téller. “Nuestro Ministerio Público está maniatado, porque tampoco cuenta con los elementos para ejercer ninguna acción penal, lo cual es preocupante.
“En el caso de las redes de trata de personas a nivel nacional, cuando una adolescente logra escapar se siente amenazada y si no le garantizamos que después de su denuncia se hará pagar al culpable, entonces la exponemos, la revictimizamos y no contribuimos a su proceso de reinserción y de valorización, porque es a través del juicio como la sociedad le dice a la persona abusada: vos sos importante”, señaló Téller.
Hasta hoy, de acuerdo con la especialista, ha faltado voluntad política para que los delitos que no se encuentran tipificados dentro del Código Penal y algunas reformas a los existentes se den.
“Tanto las comisiones de Niñez, Mujer y Familia, así como la de Justicia de la Asamblea Nacional, están al tanto de las mociones que presentamos luego que el anteproyecto de ley del nuevo Código Penal pasara sin que se incluyeran estos delitos.
“Esperamos que antes de que concluya el año los diputados piensen en los niños, niñas y adolescentes, y aseguren un marco legal para que podamos juzgar a aquellos que los explotan sexualmente como se juzgaría por un delito mayor, porque las secuelas son para toda la vida”, concluyó Téller.