Nacional

Urgen donantes de sangre

* Vacunación contra rubéola ha sido exitosa, pero ha hecho escasear el demandado plasma

Los hospitales del país enfrentan desabastecimiento de sangre, lo cual está obligando al personal médico a retrasar las cirugías programadas. La vida de muchos pacientes internos está en riesgo al deber esperar para recibir la transfusión de plasma, aunque la requieran con urgencia.
La escasez se debe a que en el Centro Nacional de Sangre de la Cruz Roja Nicaragüense, no cuentan con la suficiente reserva de plasma para abastecer la demanda de los centros asistenciales, debido a que la captación de donaciones se ha reducido desde hace tres semanas.
El Dr. René Berríos, Director del Centro Nacional de Sangre, dijo que a diario tienen un promedio de 150 donantes, pero actualmente apenas son 50. Esta situación es provocada por la jornada de vacunación contra la rubéola que efectúa el Ministerio de Salud (Minsa), pues está contraindicado que una persona done sangre durante las cuatro semanas posteriores a haber recibido la vacuna.
La jornada del Minsa es exitosa, por cuanto hasta este 2 de noviembre se contabilizaban un total de dos millones 947 mil 317 vacunados en el país, es decir, un cumplimiento del 81.3 por ciento. La población meta es de 3 millones 623 mil 606.
Reserva se vacía
Al reducirse la captación de donantes, en el Centro Nacional de Sangre se ha tenido que disponer de la reserva de plasma y sus derivados, como las plaquetas, para no desatender a los hospitales, sin embargo, desde la semana pasada se entrega un poco más de la mitad de lo que se solicita.
Actualmente lo que dispone la Cruz Roja es de un stock de 350 unidades globulares y 10 mil unidades de plasma para dar a todos los centros asistenciales del país, privados y públicos. El doctor René Berríos dijo que estas cantidades son menos del 50% de lo que normalmente se cuenta como reserva.
La crisis puede empeorar, ya que la demanda de plaquetas ha aumentado al estarse requiriendo por semana un promedio de 250 paquetes debido al incremento de casos de personas con dengue hemorrágico.
Los paquetes globulares son vitales durante las cirugías para reponer la sangre que pierde el paciente durante la intervención. También los requieren las personas que padecen anemia, cáncer e insuficiencia renal crónica.
“Somos el único Centro en Nicaragua que separa la sangre en sus distintos componentes o derivados. Disponemos de cierta cantidad de plaquetas, pero no cubrimos toda la demanda”, sostuvo el Dr. Berríos.
Unos ya agotaron reserva
La escasez de plasma se siente en los hospitales de referencia nacional como el “Lenín Fonseca”, donde la mayoría de atenciones son de pacientes con traumas por accidentes de tránsito, heridas con objetos cortopunzantes, armas de fuego, riñas, etc., necesitando la mayoría transfusiones para recuperar la sangre que pierden.
Candida Pérez, responsable de laboratorio del hospital, dijo que la crisis empeora, pues se les agotó el plasma del tipo sanguíneo “A” Positivo, la variedad más rara pues sólo una minoría de personas tiene este tipo de sangre.
“Debido a esto, explicó Pérez, tenemos un paciente en Cuidados Intensivos que está en riesgo, ya que se le estaba transfundiendo sangre del tipo “A” Positivo, pero como no se dispone en el hospital, y sumado a que todos los familiares están vacunados, estamos urgiendo a la Cruz Roja que nos envíe”.
Urgen donaciones
Al poder agudizarse la crisis de escasez de sangre que pondría en peligro la vida de cientos de pacientes que requieran trasfusiones, el Dr. René Berríos llamó a las personas que aún no se han vacunado contra la rubéola, a donar sangre.