Nacional

“Pasada de cuentas, campaña sucia de afuera y dentro”

* Dice que no ha querido enfrentarse a los periodistas “porque no quiere implicarse”

“No quiero dar declaraciones sobre el caso específico, porque soy integrante de la Sala Penal y el caso está en apelaciones… lo que yo diga podría ser considerado por alguna de las partes como alegato de que he manifestado posición previa, y podrían señalar que me he implicado”.
Con la anterior explicación justifica su mutismo el doctor Roger Camilo Argüello, magistrado de la Corte Suprema de Justicia, y principal personaje que en los medios de comunicación ha estado “en el ojo del huracán” por su supuesto rol en el sonado caso de los 609 mil dólares.
El magistrado Argüello accedió a brindar breves declaraciones para dar su versión del motivo que lo ha llevado a optar por estar distante de los hombres y mujeres de prensa. Actitud que ha alimentado más las suspicacias y las críticas.
¿Campaña desde el Poder Judicial?
“La verdad es que todo obedece a una trama en mi contra. Una campaña sucia dirigida por funcionarios de este poder del Estado (Poder Judicial), y por otros sectores que nunca han estado contentos con mi presencia en la Corte Suprema”, adujo el magistrado Argüello.
“No voy a negar que en los años 80, desde mi función pública en la Procuraduría, me tocó confiscar propiedades a personajes que ahora ostentan determinadas posiciones, y en este momento encuentran la oportunidad para “vengarse”. En realidad estamos ante “una pasada de cuentas”, enfatizó el doctor Argüello.