Nacional

Emergencia agarró sin recursos al Sinapred

* Reconocen esfuerzo realizado por el gobierno, pero quedó al descubierto que no había con qué enfrentar una tragedia

María Haydée Brenes

Mayor presupuesto para el Sistema Nacional de Atención, Mitigación y Prevención de Desastres (Sinapred), solicitó la Coordinadora Civil para la Emergencia y la Reconstrucción (CCER) al Gobierno central y la Asamblea Nacional, durante una conferencia de prensa brindada la mañana de ayer.
Violeta Delgado, enlace nacional de la CCER, manifestó que prever cualquier situación y proteger la vida de las personas en riesgo, no significa sólo abrir las puertas de escuelas deterioradas y sin servicios mínimos como baños o agua.
“Nuestros enlaces y organizaciones miembros se encuentran realizando una evaluación exhaustiva, que nos permitirá superar en un futuro las debilidades que se dieron en el funcionamiento del Sinapred y de todos los involucrados en esta emergencia”, señaló.
Importante esfuerzo
La CCER también reconoció por medio de una nota de prensa el importante esfuerzo y acciones que tanto el Sinapred como el Ejército de Nicaragua, Policía Nacional, ministerios, gobiernos municipales y regionales, realizaron en función de preparación ante la llegada de “Beta”.
“A siete años del huracán ‘Mitch’ --circunstancia que determinó el surgimiento de la CCER-- valoramos que se ha avanzado en la prevención de la gestión del riesgo, pero aún queda mucho por hacer para superar las vulnerabilidades de la población causadas por factores ambientales, físicos, económicos, sociales, educativos, culturales, institucionales y políticos”, destaca la nota.
Continuar en alerta
Delgado hizo un llamado a la población y autoridades a continuar en alerta, porque las lluvias continuarán y con ellas la posibilidad de pequeños desastres, sobre todo porque los terrenos están saturados de agua.
“Los desastres nos acechan, tenemos caminos rurales en mal estado, casi parecen trochas desbaratadas por las cuales el acceso es difícil al momento de una evacuación, y debería ser una prioridad del Estado mejorarlos y apoyar con el mismo dinamismo que actuamos al momento en la primera etapa, la situación posterior, como es el que las personas vuelvan a sus hogares convencidas de que no se les abandonará, sino que se dará seguimiento a su situación”, dijo Delgado.
La “Cenicienta”
Los enlaces nacionales de la CCER mencionaron que es el momento de aprovechar la oportunidad que tenemos para poder prepararnos ante cualquier desastre, y darle al Sinapred el presupuesto que requiere.
“El Sinapred es una institución cenicienta que al momento de un desastre es la que tiene que dar la cara, y ya ven ahora al momento del desastre no contaba con recursos para nada. Estamos discutiendo el Presupuesto General de la República ahorita, entonces demandamos que en este presupuesto se le asigne a Sinapred y Defensa Civil del Ejército, el suficiente dinero para enfrentar una crisis y evitar situaciones lamentables en el futuro”, concluye la nota de la CCER.
Informe de los territorios de la CCER
El Rama. Lluvias moderadas sin vientos, no hay amenaza de crecimiento de ríos, así como una buena integración de la Sociedad Civil organizada, gobierno municipal y Sinapred.
Bluefields. No hay lluvias, el Comité de Emergencia sigue en estado de alerta y las radios locales continúan brindando mensajes de prevención a la ciudadanía.
RAAN. En Bonanza los ríos se están llenando, hay preocupación de la población, a pesar de que los refugios están preparados y en la actualidad albergan a 300 personas. No cuentan con la alimentación para las mismas y perciben que no son prioridad para el Gobierno central. La labor de las ONG, coordinaciones territoriales y gobierno municipal, ha sido beligerante.
Rosita. Las escuelas están funcionando como centros de refugio y albergan a unas mil personas de Prinzapolka que demandan alimentos, frazadas y plástico. Técnicos realizan valoraciones en las zonas de excavación ante posibles desplomes, y el río Bambana está creciendo. Se cuenta con presencia activa del gobierno municipal, Defensa Civil, radios locales y organizaciones de la sociedad civil.
Siuna. Lluvias moderadas y calma en la población. Los Comités de Emergencia continúan alerta. Hay preocupación por las comunidades vecinas que no cuentan con alimentos y han sido atacadas por la plaga de ratas.
PACÍFICO
Chinandega. Hay preocupación porque de continuar las lluvias existe la posibilidad de deslaves en Villa Nueva y las comunidades La Pimienta, Consulta y Jotota. Las brigadas de salvamento y primeros auxilios están alertas y han movilizado a 90 familias. Las rutas de evacuación están listas y se cuenta con buen sistema de radio operadores. La Alcaldía de Malpaisillo reporta que pueden presentar problemas las comunidades de El Jicote, Cañalite, Palo Grande y Santa Paula.
Chontales. Situación bajo control. Todas las organizaciones civiles están integradas dentro del Comité de Emergencia.
Matagalpa. El principal problema se presenta en Río Blanco por el posible deslave del cerro Musún. Se han movilizado 370 personas, pero no cuentan con alimentación. Se teme el desborde del río Grande, por lo cual mil personas de la ribera se trasladaron a albergues.
Jinotega. Se prevé el desborde del río Coco, lo cual afectaría Wiwilí, Bocay y Boca de San Andrés. Hay 70 personas en albergues.