Nacional

Rescatan a náufragos en Cabo Gracias a Dios


Cuatro personas que naufragaron en Cabo Gracias a Dios, la zona de la Mosquitia hondureña (este) adonde intentaban llevar ayuda a afectados por las inundaciones causadas por la tormenta Beta, fueron rescatados hoy domingo, informaron radioaficionados de la zona a medios locales.
Un radioaficionado manifestó que las cuatro personas intentaban llevar víveres a una comunidad aislada por las inundaciones y su lancha naufragó en un remolino, pero fueron rescatados por tripulantes de otra lancha.
Un piloto que sobrevoló la zona aseguró que el 80% del departamento estaba inundado, pero mucha gente está a salvo en pequeñas colinas y requiere abastecimiento de alimentos y medicinas.
Cabo Gracias a Dios, de una extensión de 17.000 km2, tiene 75.000 habitantes, en su mayoría indígenas de la etnia miskita, que viven en viviendas con paredes de madera y techos de paja.
El departamento, que comparte frontera con Nicaragua, es el más relegado de Honduras, con rudimentarias comunicaciones telefónicas y sin conexión por tierra con el resto del territorio, por lo que los únicos medios de acceso son el marítimo y el aéreo.
El presidente Ricardo Maduro indicó que las autoridades de Gracias a Dios reportaron hasta el mediodía del domingo la evacuación de 7.800 personas en las diferentes comunidades de ese departamento y no se reportaban daños a viviendas hasta el momento.
El subjefe de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Hugo Arévalo, informó que en el puerto de La Ceiba, 437 km al norte de la capital, seguían también evacuaciones en barrios que sufrieron inundaciones.
Los departamentos de Gracias a Dios, Atlántida, Colón (noreste) Olancho y El Paraíso (este) continuaban en alerta roja.