Nacional

¡Atrapados!

**El judicial Julio Morales, Carlos Mario Peña, Sergio Meléndez y una cuarta persona cuyo nombre puede ser otra bomba, se refocilaban contando billetes y llamando por celulares al momento de cambiar los cheques **Si un cliente los pudo captar, no hay duda que están en los vídeos del Banco, vídeos que ni la Fiscalía ni la flamante Comisión de la CSJ ha solicitado al Banpro

El suspendido juez suplente sexto de juicio, Julio Morales Aragón, y el defensor Público de Granada, Carlos Mario Peña, acompañaron a Sergio Ramón Meléndez Aguilar, junto a una, misteriosa, cuarta persona, a cambiar el cheque de los 609, 240.00 mil dólares ocupados al narcotraficante colombiano Jorge Eliécer González Hernández y /o Luis Ángel González Largo, según pruebas a las que tuvimos acceso.
EL NUEVO DIARIO conoció una fotografía que tomó con un celular un cliente de Banpro, al reconocer a Peña, junto a Morales y dos personas más a quienes no conoce, hablar de manera muy sospechosa, por sus teléfonos móviles diciendo: “Ya lo cambiamos, ya tenemos el dinero”, mientras contaban un enorme fajo de dólares.
Reacciona ante pasividad de autoridades
La fuente indicó que aunque en los bancos es prohibido tener encendido el celular, lo activó y tomó la foto rápidamente al observar a Peña y a los otros acompañantes muy raros y decidió mostrársela a END, al observar la pasividad de las autoridades de la CSJ ante semejante escándalo.
La reacción de Peña
“Es falso que haya llegado a cambiar el cheque. Muchos menos el propio juez (Morales). Nunca ha existido, es absurdo, lo que están es especulando, qué puta voy a andar haciendo en el banco, puedo llegar a cambiar un cheque a Banpro y aunque conozco a todos los jueces y magistrados, eso es falso”, dijo Peña.
“No conozco a Meléndez ni soy su amigo, sólo a Morales, porque es juez. Soy amigo del magistrado Róger Camilo Argüello, porque conozco a todos los magistrados y jueces”. Afirmó que ni la Fiscalía, ni la Procuraduría, ni la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le ha mandado a pedir un informe, porque no tiene nada que ver.
“Si me vuelve esa Eloísa a meter en un clavo de esa manera la voy a procesar. Es muy amiga de Roberto Larios, la magistrado Alba Luz Ramos, la magistrado Yadira Centeno que me han hecho un montón de zanganadas”, afirmó Peña, después de despotricar y seguir amenazando.
Llamamos varias veces al celular del juez Morales, pero sólo respondió la máquina y no fue posible conocer su reacción.
Directo, de Corte al Banco
Todo indica que Morales, Peña, Meléndez y una cuarta persona
--cuya identidad puede resultar otra bomba-- salieron directo, de la CSJ, a la sucursal de Banpro en Portezuelo a cambiar el cheque, después de recibirlo del director de Tesorería, Henry Areas, pues una fuente de la Superintendencia de Bancos (SIB) confirmó que fue cambiado el mismo día.
La fuente de la SIB indicó que el banco entregó seis cheques de gerencia que salieron a nombre de los reos y fueron cambiados por partes en los días subsiguientes, de acuerdo a las fechas. Explicó que cuando se presenta una situación fuera de lo normal, como en este caso, piden información al banco.
En una de las ocasiones que cambiaban los cheques es que fueron captados por la foto- celular del cliente.
¿Lenidad de fiscales y de la CSJ?
La misma fuente de la SIB reveló que la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó levantar el sigilo bancario en Banpro, únicamente para ver el movimiento de la cuenta 10020313819142 en dólares, donde estaba depositado el dinero, pero no pidieron información de quién cambió cada uno de los cheques y tampoco de los vídeos que tienen todos los bancos por medidas de seguridad.
En efecto, en ninguna de las diligencias de la CSJ ni de la Fiscalía se ha mencionado petición para que la SIB pida a Banpro el vídeo, donde deben aparecer todas las personas que llegaron a cambiar los cheques y que constituye la prueba principal para establecer responsabilidades.
El juez Morales fue quien ordenó la devolución del dinero a los reos, amparado en una copia razonada de un proyecto de sentencia elaborado por el magistrado de la Sala Constitucional, Róger Camilo Argüello, que el Presidente de la Sala, magistrado Francisco Rosales, ha calificado de ilegal, ilícita e inexistente.
Morales fue suspendido del cargo y es investigado por una comisión especial de la CSJ, ante quienes alegó que actuó apegado a derecho en cumplimiento de lo ordenado por el juez ejecutor, Moisés Rodríguez, dentro de un Recurso de Amparo.
Peña sólo es mencionado en la denuncia de la Procuraduría ante la Policía Nacional, pero la CSJ no le ha pedido ninguna información, pese a que desde el inicio el entonces defensor de González, Pánfilo Orozco, dijo que él estaba detrás de todo.
En las declaraciones Peña se quejó de que hemos empañado la imagen de su hijo abogado, Mario Roberto Peña, en éste y otros casos. Sin embargo, en el primer intento por sacar el dinero y liberar a los reos, el juez Morales, en un auto del pasado quince de agosto, al Director de Tesorería de la CSJ, Henry Areas, ordena que le entreguen el dinero a Mario Roberto Peña Sandoval, en calidad de apoderado general judicial de los reos González y Bucardo.
Según Peña, quien tenía un poder para sacar el dinero era el ex defensor de los reos, Pánfilo Orozco, pero está claro que quien lo cambió fue Meléndez con un poder generalísimo, aparentemente falso, otorgado ante los oficios notariales, de Yulissa Carolina Bonilla Martínez, también juez suplente de Tipitapa, suspendida por la CSJ.
Un año sin ejercer cargo ganando salario
Peña, quien fue nombrado defensor público de Granada, en septiembre de 2004, después de que fue destituido de juez suplente por irregularidades, dijo que tiene permiso de la Corte Plena para estudiar una maestría de dos años en derecho procesal y por eso no llega a ejercer el cargo.
Un magistrado de la CSJ aseguró que Peña, quien tiene un salario de trece mil córdobas, nunca ha ejercido su función como defensor público.
Mañana:
END ofrecerá un reportaje completo de de toda la trama de los narcodólares con sus detalles y responsabilidades.