Nacional

Ratifican nueva Ley Migratoria tica

* Entrará en vigor ocho meses después de ser publicada en La Gaceta * Organizaciones comunales en alerta para que no se violenten derechos de nicas * Parlamentarios costarricenses elevaron al máximo su xenofobia, dice dirigente

Corresponsal Costa Rica
josmen_02@yahoo.com
La nueva Ley Migratoria de Costa Rica fue refrendada en segundo debate con la misma cantidad de votos con que el martes pasado fue aprobada. 38 diputados costarricenses dijeron sí por una ley que es considera por muchos sectores y organizaciones de la sociedad como “represiva, policíaca e inhumana”.
En uno de los transitorio, se específica que la ley entrará en vigencia 8 meses después que el presidente Abel Pacheco la mande a publicar en el Diario Oficial, La Gaceta.
En el caso de la Confederación Solidaridad, que aglutina a varias organizaciones de la comunidad nicaragüense en suelo tico (13), se mostró preocupada por la aprobación porque en Costa Rica hay miles de nicaragüenses indocumentados, razón por la cual se declararon en estado de alerta y monitoreo permanente a fin de establecer una vigilancia para que no se violente los derechos de los connacionales.
“Nos preocupa la suerte que puedan corren los indocumentados con la ley, sobre todo por la falta de capacidad para recibir en Nicaragua a los que sean deportados. Es una lastima que los nicaragüenses residentes en CR estamos huérfanos porque los parlamentarios de este país, elevaron al máximo su resentimiento xenófobo”, declaró Gerardo Sánchez Montalbán, dirigente de la Confederación.
Huérfanos de las autoridades nicas
Resaltando que además son huérfanos, porque las autoridades de Nicaragua han ignorado las diversas situaciones que atraviesan los pinoleros, opina que más bien vienen a empeorar la vida del nica --aquí--, cuando asumen acciones y no miden sus consecuencias.
“La verdad es que estamos totalmente indefensos. Por una parte nuestros gobiernos nos han obligado a salir, y por otra venimos aquí, damos lo mejor y ahora nos quieren sacar”, lamentó Sánchez.
Para el presidente del Fondo Latinoamericano de Desarrollo (Folade), Edgar Zurita, su aprobación “es una clara respuesta política” a sus homólogos de Nicaragua, es decir como un desquite por los acciones que se han originado a raíz del conflicto con el río San Juan.
No ven importancia del migrante
“Me perece desacertada la actitud de los diputados, como que si no están claros de la importancia del migrante nicaragüense en este país, y sobre todo lo que han aportado a través de muchos años de trabajo y dolor por sus seres queridos dejados en su patria”, opinó.
Zurita sostiene que se ha demostrado que los migrantes en el mundo han ayudado a sostener y darle vida a la economía de los países receptores, y que de igual forma se ven beneficiados los países que obligan a salir a sus ciudadanos por falta de oportunidades.
“Son Personas que migran no por el placer de salir a pasear, sino porque no tiene otras alternativas. Lo ingrato es que todos saben de los aportes que han brindado a este país, pero a la hora que se debe reconocer no lo hacen y más bien les cierran los espacios. ¿Qué sería Costa Rica sin los migrantes nicaragüenses? Creo que sin equivocarme se le caería el sistema agro exportador”, sostiene el director de Folade.
El funcionario coincide con otros sectores que se han pronunciado en contra de la ley porque considera que roza con convenios internacionales de derechos humanos que Costa Rica ha firmado, a su vez estima que la ley contrasta con la imagen internacional que tiene Costa Rica como respetuosa de los derechos humanos.
Por su parte, el director de la Pastoral Social de Ciudad Quezada, Ricardo Rodríguez, lamentó que los diputados no hayan tomado en cuenta los aportes que hizo la Iglesia Católica para evitar que saliera una ley inhumana, xenófoba y violatoria a los derechos de las personas que migran.
“Nos hicieron reunirnos varias veces, que expusiéramos, y al final nada de lo que estimamos fue tomado en cuenta, fue como una especie de burla a quienes defendemos los derechos de los migrantes”, adujo el religioso.
El nuevo escenario, dice, permite que ahora la labor de lucha porque se respeten los derechos humanos sea titánica. “Ahora estaremos más atentos y vigilantes. Esta actitud negativa de los diputados frente a una realidad (migración), nos da más aliento y energía para seguir”, planteó Rodríguez.