Nacional

“Beta” se fortalece

Mantiene su avance a la RAAN, mientras se prevé que se convierta en huracán hoy por la noche. El Sinapred informó que hay 21 albergues listos para 18 mil personas que podrían ser evacuadas.

La tormenta tropical “Beta”, ubicada a 300 kilómetros de Blufields, mantiene su avance hacia las costas de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), a donde llegará convertida en huracán mañana por la noche, informó el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El último parte emitido por el Ineter informa que “Beta” avanza a una velocidad de 7 a 8 kilómetros por hora, con vientos superiores a los 100 kilómetros por hora y que hoy por la noche puede convertirse en huracán, aunque los expertos dicen que es difícil predecir el grado de intensidad que tomaría el fenómeno meteorológico.

Salvadora Martínez, coordinadora de Meteorología Sinóptica de Ineter, dijo que el clima se mantiene despejado en todo el país, pero en la medida en que “Beta” se intensifique, habrá un cambio en los vientos y caerán las primeras lluvias.

El Ineter prevé que “Beta” entre al país a través de Puerto Cabezas y que genere fuertes lluvias en el Atlántico del país.

21 albergues listos
Funcionarios del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), informaron que están listos 21 centros de refugio en Puerto Cabezas, que permitirán atender a unas 18 mil personas que podrían ser evacuadas por la llegada de “Beta”.
Ayer viajó a la región una misión del Gabinete de Gobierno para preparar las condiciones de prevención ante la llegada del fenómeno climatológico, como albergues para los evacuados y abastecimiento de medicinas y alimentos.
El Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), el Ejército y la Cruz Roja tienen listos los medios de transporte para evacuar a las personas que resulten afectadas por el fenómeno atmosférico en 15 puntos críticos en las riberas de los ríos y zonas costeras del Caribe Norte.
Ayer el Ejército movilizó a sus efectivos para fortalecer las regiones autónomas del Atlántico, que deberán estar listos para atender a la población en maniobras de auxilio y técnicas de transporte y comunicación.