Nacional

Peligro inminente

* Último informe de Ineter la ubicaba a 255 kilómetros al Este de Bluefields, con vientos de hasta 95 kilómetros por hora *Podría cobrar más fuerza por la lentitud con que se mueve en el Caribe

Carlos Salinas

La tormenta tropical “Beta” se fortalecía ayer por la noche y amenazaba con trasformarse en huracán, mientras avanzaba a 5 kilómetros por hora hacia la Región Autónoma Atlántico Norte (RAAN), donde se prevé que llegue convertida en ciclón de categoría 1 mañana por la madrugada.
Al cierre de nuestra edición, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informaba que “Beta” estaba ubicada a 255 kilómetros al Este de Bluefields, con vientos de hasta 95 kilómetros por hora, que pueden aumentar en tanto la tormenta se fortalezca.
Carlos Zapata, meteorólogo de turno del Ineter, dijo que una vez transformada en huracán, el ojo de la formación tropical podría tocar tierra a 60 kilómetros de Puerto Cabezas, entre las comunidades de Wanta y Prinzapolka.
Zapata dijo que era difícil predecir la capacidad destructiva de “Beta”, pero explicó que podría alcanzar la categoría 3 en la escala Saffir-Simpson. Agregó que para que la tormenta pueda considerarse como huracán, tiene que alcanzar vientos superiores a los 119 kilómetros por hora.
Milagros Castro, Directora de Meteorología, Sinóptica y Aeronáutica del Ineter, informó que la Costa Caribe del país está en aviso de tormenta tropical, y que hoy inicia la advertencia de huracán, lo que significa que la formación de este tipo de fenómenos meteorológicos es posibles durante las próximas 24 horas, por lo que se deben iniciar todos lo preparativos para la prevención de desastres.
Alertas similares decretaron los gobiernos de Colombia, Costa Rica y Honduras.
La primera advertencia
El pasado miércoles, el Instituto Meteorológico y de Climatología Urbana de la ciudad de Porto Alegre en Brasil, emitió un comunicado en el que advertía de la formación de una tormenta tropical que afectaría al país durante el fin de semana.
“Es creciente la preocupación de que Nicaragua sea afectada por un sistema tropical (depresión, tormenta o huracán) entre el viernes y el fin de semana próximo. La intención es advertir a la población y las autoridades del país para que se queden preparadas ante el riesgo de lluvias muy copiosas y abundantes, que podrían causar inundaciones severas y el desplome de tierra en áreas montañosas”, se lee en el comunicado.
Agrega que “algunos modelos por computadora señalan el riego mismo de un huracán en su país en los próximos días. Si esto es confirmado, tendría el nombre de Beta.”
Récord histórico
“Beta” es la tormenta tropical número 23 de la temporada ciclónica del Océano Atlántico, e imponen este año un nuevo récord sobre la formación de sistemas tropicales con nombres desde que se comenzaron a llevar los registros de este tipo de fenómenos meteorológicos.
Hasta la fecha, doce tormentas tropicales se han convertido en huracanes, seis de ellas alcanzaron las categorías tres, cuatro y cinco en la escala Saffir-Simpson, que mide el grado de intensidad de los huracanes.
El Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, EU, había preparado una lista de nombres para la temporada ciclónica de 2005, que se agotó con la llegada del huracán “Wilma”, que afectó la semana pasada la Península de Yucatán, Florida y Cuba. Este año también se produjeron los huracanes Vince, Katrina, Ophelia, Rita y Stan.
Por primera vez en la historia, los meteorólogos tuvieron que recurrir al alfabeto griego para nombrar a las nuevas tormentas tropicales que se forman en el Atlántico. A la tormenta tropical “Beta”, le precedió “Alpha” que causó inundaciones en República Dominicana, Cuba y Haití, pero que no llegó a convertirse en huracán.