Nacional

Decretan alerta amarilla

* Presidente ordena activar Comités Municipales de Prevención en 117 municipios * Ejército desplaza efectivos e instalarán puestos de mando en Puerto Cabezas, Bluefields y Corn Island, y prevé evacuación de unas 150 mil personas en el Caribe * Bolaños pidió a distribuidoras y pulperos que no alteren los precios de sus productos a consumidores

El gobierno decretó la Alerta Amarilla en el Caribe Norte y Sur, centro y norte del país por la amenaza de la tormenta tropical “Beta”, que según informes del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) llegará al país mañana por la madrugada convertida en huracán de categoría 2.
El Ejército de Nicaragua ordenó el desplazamiento de 341 efectivos a las regiones del Caribe del país para que activen el plan de prevención contra desastres naturales, mientras prevén la evacuación de unas 150 mil personas.
Guillermo López Ruiz, jefe de Operaciones Defensa Civil, dijo que 60 de los efectivos pertenecen al sistema de Avanzada de Defensa Civil y 281 son de la Unidad Humanitaria y de Rescate (UHR) del Ejército, los que deberán estar listos para atender a la población en maniobras de auxilio y técnicas de transporte y comunicación.
El Ejército instalará tres puestos de mando ubicados en Puerto Cabezas, Bluefields y Corn Island, para reforzar los comités regionales de prevención de desastres.
Suspenden clases en el Atlántico
En una conferencia de prensa realizada ayer, el presidente Enrique Bolaños ordenó que se activaran los Comités Municipales de Prevención en 117 municipios del país. También anunció que se suspenden las clases en las regiones del Atlántico desde hoy y hasta nuevo aviso.
Bolaños pidió a las distribuidoras y pulperos que no alteren los precios de sus productos a los consumidores, indicando que había instruido al Ministerio de Fomento Industria y Comercio (Mific) para que esté atento a que se cumpla esa disposición. También pidió a la empresa privada que se solidarice con las familias afectadas destinando productos.
Dijo que el Ministerio de Salud (Minsa) envió desde ayer brigadas médicas y medicinas mientras que Enabás suplirá de granos básicos al Sistema Nacional de Prevención y Mitigación de Desastres Naturales (Sinapred).
Impacto inminente
“Beta”, que ayer todavía era una tormenta tropical, se localizaba 115 km al sur de la isla de San Andrés y 220 km al este sureste de Bluefields, con vientos de entre 20 y 30 kilómetros por hora. La tormenta se desplazaba a una velocidad de seis kilómetros por hora, y los expertos prevén que se convierta en huracán hoy por la mañana.
El Ineter pronostica que la tormenta tropical “impactará” en Nicaragua como huracán de categoría 2, la madrugada de mañana, a través de las costas del Caribe del país, trasladándose por el Centro y Pacífico, hasta convertirse el próximo martes en depresión tropical.
“Es inminente el impacto directo en Nicaragua”, dijo Milagros Castro, directora de Meteorología, Sinóptica y Aeronáutica del Ineter.
“Beta” se formó como tormenta tropical la madrugada de ayer. Castro dijo que ingresará al país con vientos mayores a los 85 kilómetros por hora y olas de dos a tres metros. El huracán entrará por Bluefields o Prinzapolka. Explicó que los daños que la tormenta pueda causar estarán en dependencia de la intensidad de la lluvia.
“Beta” --degradada a tormenta tropical--, afectará el domingo la zona central del país, y el martes se convertirá en depresión, al trasladarse a las costas del Pacífico para abandonar el país a través del Golfo de Fonseca.
Claudio Gutiérrez, Director Ineter, no descartó cambios en la trayectoria e intensidad del huracán, y dijo que Nicaragua es el país más amenazado de la región, porque Beta se formó en el área suroccidental del Mar Caribe.
Gutiérrez descartó que la tormenta vaya a provocar el impacto dejado por el huracán Mitch, que azotó el país en octubre del 98, y llegó a tener categoría cinco, la máxima en la escala Saffir-Simpson. Sólo en un día, en Chinandega el Mitch dejó 500 milímetros de agua. Gutiérrez explicó que “Beta” dejará lluvias hasta por 250 milímetros.