Nacional

Dan curso a apelación en caso Cementera


Eloisa Ibarra

Los magistrados de la Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) resolvieron tramitar la apelación de la Procuraduría Civil, en contra del nombramiento del interventor judicial en la Compañía Nacional Productora de Cemento S.A. (Cementera) que reclama la familia Somoza.
Los magistrados declararon improcedente la solicitud del abogado de la familia Somoza, Antonio Morgan, quien pidió se declarara improcedente el Recurso de Apelación de la Procuraduría Civil.
La Procuraduría recurrió de apelación en contra del nombramiento de Luis Rigoberto Toruño como interventor judicial de la Cementera a petición de los Somoza.
Ese nombramiento lo hizo el juez Cuarto Civil de Distrito, Néstor Castillo, quien lo dejó en suspenso después de que la Procuraduría apelara y promoviera un recurso de nulidad absoluta contra todo lo actuado.
Castillo efectúo el nombramiento en cumplimiento de una resolución de la Sala Civil Dos del TAM y a propuesta de la familia Somoza, que presentó una lista de cuatro personas.
Los magistrados de la Sala Penal Dos, Gerardo Rodríguez, Juana Méndez y Perla Arróliga conocerán el fondo del Recurso de Apelación, o sea que confirmarán el nombramiento del interventor o lo revocarán.
La Procuraduría ha insistido en que no aceptará la intervención ordenada por el TAM porque se ha alterado el proceso y no se han respetado las leyes, pues el decreto tres de 1979 sigue vigente y no se ha revocado ni declarado inconstitucional.
El nombramiento de interventor surgió dentro de un juicio civil de aseguramiento de bienes litigiosos promovido por los Somoza.
No se puede dar en administración a la familia Somoza, algo que le pertenece al Estado de Nicaragua, de acuerdo con la ley, y no con documentos sin validez como los utilizados por ellos, argumenta la Procuraduría.