Nacional

Revisar contrato Fenosa

* “Debería reducir sus pérdidas técnicas para que pueda solicitar un ajuste de tarifa”, afirma doctor Narciso Mayorga Pallais * FMI sabe lo que ocurre con Unión Fenosa y no ordena que hagan las reparaciones debidas para ahorrar compras de petróleo * Supuestas pérdidas del 29% son propias de un sistema caduco, que usuarios no tienen por qué soportar en las tarifas

Ervin Sánchez

El Fondo Monetario Internacional debería ordenar al gobierno de Nicaragua una revisión del contrato con Unión Fenosa para determinar el grado de cumplimiento de los compromisos asumidos por esa empresa, la cual debería reducir sus pérdidas técnicas al menos de un 29 por ciento a un 15 para que pueda solicitar un ajuste en la tarifa, afirma el especialista en energía Narciso Mayorga Pallais.
El doctor Mayorga, quien es abogado con especialidad en Derecho Energético, señala debido a ese problema, al finalizar el año, Nicaragua habrá perdido alrededor de 100 millones de dólares por compras de más de petróleo para generar la energía que se pierde debido a que Unión Fenosa no ha reducido el alto nivel de fugas de electricidad.
Nicaragua, de hecho, no tendría por qué estar sufriendo tan alto nivel de pérdidas técnicas si se le estuviera dando mantenimiento al sistema, pero también se quejó de que el Instituto Nicaragüense de Energía no está exigiendo de Unión Fenosa que cumpla con la obligación de la distribuidora de entregar un servicio de calidad.
FMI sabe lo que ocurre
El doctor Mayorga sostiene que el FMI sabe la deficiencia con que trabaja el sistema, y no ordena que se revise y se realicen las reparaciones debidas para ahorrar en compras de petróleo, por tener que generar más electricidad debido al alto nivel de fugas que mantiene la empresa distribuidora.
El experto dijo que ha hecho diversas propuestas al gobierno a funcionarios del gobierno, entre ellos del Instituto Nicaragüense de Energía e incluso a la Presidencia, para reducir los efectos económicos negativos de las alzas del petróleo, pero asegura que en ningún momento han aplicado ninguna de las recomendaciones que ha realizado.
Mayorga, quien es Decano de la Facultad de Derecho del Instituto Internacional Albertus Magnus, afirmó que Nicaragua tiene otras opciones diferentes a subir la tarifa de energía eléctrica, a como orientó el FMI al gobierno recientemente.
Sistema es caduco
El experto sostiene que no hay razón para que los usuarios estén soportando en las tarifas las pérdidas de Unión Fenosa, la que debería haber realizado inversiones para reducirlas drásticamente, por lo menos al nivel de otros países centroamericanos como Costa Rica y Honduras.
La altas pérdidas que sufre Unión Fenosa, de un 29 por ciento, son propias de un sistema eléctrico caduco, en el cual no ha habido inversión alguna desde hace mucho tiempo y que permanece con transformadores viejos que se recalientan continuamente, líneas rotas o tiradas por el suelo, empalmes poco adecuados e incluso postes que están cayéndose.
El experto señala que la empresa distribuidora debería en todo caso devolver dinero a los usuarios por la prestación de un mal servicio, que se produce con las fugas de energía, afecta los equipos.
Distorsiones
Para Mayorga, además, se está produciendo una distorsión, porque antes de cualquier aumento, Unión Fenosa debería reducir las pérdidas técnicas, y además, de aprobarse un incremento, sólo debería ser en el factor de energía y no en el de potencia.
Es decir, que los equipos cuando arrancan requieren más energía, pero cuando alcanzan las necesarias revoluciones por segundo para funcionamiento normal, ya no gastan tanto combustible, y, por lo tanto, no se puede aplicar igual la tarifa a ambos factores.
Para el experto ha faltado voluntad del ente regulador para que el sistema funcione bien, al igual que de Unión Fenosa, porque si es rentable y con un alto nivel de fugas, entonces no se preocupa por invertir en mejorar el sistema y evitar las pérdidas de energía por los transformadores, empalmes mal hechos, líneas rotas y por robo, sobre todo en sectores residenciales de alto nivel.