Nacional

Riesgos de la “corrección” estética

* Se reportan sólo 47 especialistas, a nivel nacional, que están autorizados por Salud * Investigarán centros que promocionan cirugías para mejorar partes del cuerpo

Lucía Navas

Las mujeres u hombres que deciden someterse a una cirugía para que le desaparezcan las “llantitas” de grasa en la cintura, o para que le “mejoren” la nariz, bustos o cualquier parte del cuerpo que le desagrada, ¿están seguros de que las manos médicas que harán esas correcciones y el lugar dónde se las practicarán son los adecuados?
En Nicaragua las personas que deciden someterse a un procedimiento estético no tienen esas garantías, por cuanto ninguna clínica ni centro donde se ofrecen esos servicios están autorizados por el Ministerio de Salud (Minsa) para brindarlos, y por ende tampoco se cuenta con la certeza de que los especialistas que los realizan son en verdad profesionales en la materia.
Debido a que los centros de cirugía estética no están habilitados por el Minsa, están operando ilegalmente, sostuvieron el director de Regulación de Establecimientos de Salud, Armando Parajón, y la directora de Regulación de Profesionales de Salud, Martha Galo.
Parajón afirmó que la ilegalidad se basa en que todos los sitios donde se realicen procedimientos estéticos están obligados por la Ley General de Salud y su reglamento, a ser revisados por el Minsa, ya que los procedimientos que en estos centros se realizan, entran en las prácticas médicas.
Registrados sólo 47
La doctora Martha Galo dijo que en nuestro país sólo tienen el permiso para practicar la cirugía estética 47 especialistas, y la mayoría se dedica a la cirugía plástica. El Minsa conoce que éstos laboran principalmente en los hospitales públicos, privados y en las empresas previsionales.
Galo explicó que si fuese el caso de que los cirujanos plásticos que laboran en centros de belleza estética lo hacen porque tienen títulos del extranjero, eso no los libera de la obligación de registrarse ante el Minsa, pues el procedimiento indica que deben incorporar el título en las facultades de Medicina de la UNAN-Managua y UNAN-León, instituciones que deberán constatar que son legales.
Inician investigación
El Dr. Armando Parajón anunció que se emprenderá una investigación en cada centro que se promocione y realicen procedimientos estéticos, a fin de constatar la seguridad de las instalaciones, las condiciones de sanidad, identificar los tipos de sus equipos y el estado de los mismos, y verificar si los recursos humanos están registrados para ejercer la práctica médica.
Parajón dijo que a los dueños de los centros donde se mejora la belleza física se les dará un plazo para que obtengan el permiso, porque de lo contrario corren el riesgo de que les cierren el negocio, y además puedan ser acusados de atentar contra la Salud Pública.
El interés del Minsa para “meter en cintura” a las clínicas de estética, responde --explicó Parajón--, primero, a “la boga” que han tenido en los últimos años. Pero sobre todo a los casos de negligencia médica que el Minsa ha comprobado que se dieron en este tipo de sitios, de los cuales los más sonados han sido el de un hombre al que no le resultó la alargación del pene que se le practicó, y el de una señora cuyas posaderas se le infectaron, por iguales circunstancias.
Pero sobre todo les alertó el caso de la muerte de la primera dama de Nigeria, Stella Obasanjo, horas después de que le realizarán una liposucción.
“Estamos buscando cada uno de estos sitios para proceder a intervenir, para poder decir qué centro es seguro y cuál no. Es un mandato de la Ley, que ejerzamos un ordenamiento de todos los establecimientos de Salud”, refirió Parajón.