Nacional

Investigarán abusos cometidos en la Sisep

* Violó Ley de Probidad de Servidores Públicos al contratar a su hijo * “Todos tienen derecho al trabajo, pero no se puede violentar una Ley del Estado”, dice contralor Luis Ángel Montenegro

Ismael López

El superintendente de Servicios Públicos, Víctor Guerrero, violó la Ley de Probidad de los Servidores Públicos al contratar como asesor de la Intendencia de Energía a su hijo Ricardo Guerrero, y la Contraloría por eso podría sancionarlo civil o administrativamente, confirmó ayer el contralor Luís Ángel Montenegro.
El hijo de Guerrero fungía como asistente de la asesoría legal de la Intendencia de Energía --adscrita a la Superintendencia de Servicios Públicos (Sisep)--, y devengaba 60 mil córdobas al mes (3,500 dólares).
“La Ley de Probidad de los Servidores Públicos establece claramente que en todos los poderes del Estado, sus instituciones y dependencias no se podrán hacer nombramiento de personas que tengan parentesco dentro del cuarto grado de consaguinidad y segundo de afinidad con la autoridad que hace el nombramiento”, expresó Montenegro.
Buscamos a Guerrero para conocer su versión, pero fue imposible encontrarlo.Lo llamamos ayer a sus teléfonos, pero igual que el miércoles no contestó. Aunque en días anteriores dijo que sus familiares tenían derecho al trabajo.
Sin embargo, Montenegro dijo que ese argumento no vale, porque es cierto que sus familiares tienen derecho al trabajo como dice la Constitución, pero si es en el Estado tiene que ser en otras instituciones. “Sus hijos tienen derecho al trabajo, pero él no puede violentar una Ley del Estado aprobada por la Asamblea, donde sanciona gravemente a los funcionarios que contraten a sus propios hijos”, expresó.
“Si en este caso de la Sisep el ingeniero Víctor Guerrero nombró a su hijo como asesor, evidentemente violó la Ley de Probidad de los Servidores Públicos”, dijo Montenegro. El contralor liberal Guillermo Argüello Poessy expresó también escuetamente que era una violación a la ley.
Montenegro dijo que un funcionario que tiene pleno conocimiento de la ley (Guerrero era diputado cuando se aprobó la Ley de Probidad) y la viola tiene que ser objeto de una sanción por parte de la Contraloría, siempre y cuando se practique la auditoría que el Consejo de Contralores autorizó.
Sisep debió pedir
exclusión de procedimiento
El contralor Montenegro también expresó que si la Sisep compró vehículos sin licitar y sin exclusión de procedimiento autorizados por la Contraloría, sus funcionarios podrían ser sancionados.
También le advirtió a Guerrero que se abstenga de hacer liquidaciones y de firmar cheques de la Sisep.