Nacional

Depredación, causa real de deslaves

* 3% anual de pérdida de cobertura vegetal, otro lamentable récord para Nicaragua * No aprendimos lección del “Mitch”, y acumulamos basura, extraemos indiscriminadamente flora, fauna, sin planificación urbana, y aumentamos la pobreza

Valeria Imhof

El ecólogo David Ríos advirtió que las inundaciones, los deslaves y la saturación del suelo no se debe al exceso de lluvias sino a un problema mucho más grave: la destrucción de los recursos naturales.
“El agua es una bendición, pero provoca efectos devastadores cuando hacemos malas prácticas del suelo”, dijo Ríos. El ecólogo señaló que la pérdida de la cobertura vegetal está provocando que las lluvias saturen la tierra con los conocidos resultados de inundaciones, deslaves y erosiones severas en el suelo.
Según Ríos, Nicaragua es el país con mayor pérdida vegetal en Latinoamérica, estimada en un tres por ciento anual. “En los últimos sesenta años la pérdida de la cobertura vegetal (bosques y áreas verdes) alcanzó más del setenta por ciento del territorio nacional”, dijo el ecólogo.
Mencionó que la naturaleza necesita cien años para recuperar un centímetro de suelo cuando la lluvia se lo lleva en menos de cinco minutos. “La capa fértil del suelo en su gran mayoría no alcanza los 15 centímetros de espesor y las laderas ni los cinco centímetros“, detalló a modo de ejemplo.
No aprendimos del Mitch
El ecólogo subrayó que los desvales es una “consecuencia normal” del pésimo manejo de la naturaleza, e indicó que a pesar de la catástrofe que provocó el Huracán Mitch, “en Nicaragua no se aprendió la lección” porque se siguen destruyendo la vegetación de las laderas de los cerros. Advirtió que las consecuencias de los desastres provocados por las situaciones de desequilibrio ambiental son impredecibles “porque no estamos preparados ni nos estamos preparando para una tragedia”.
“Todo lo contrario, estamos provocándola día a día con la acumulación de basura, la extracción indiscriminada de flora y fauna, la no planificación urbana, el aumento de la pobreza, etc”, dijo.
Consecuencias serán desastrosas
Ríos subrayó que si el Gobierno, las instituciones y la sociedad no atienden el problema ambiental, las consecuencias dentro de cuatro o cinco años serán “desastrosas”.
Como ejemplo, puso la ciudad de Managua, donde año con año se incrementa el nivel de inundaciones y los problemas ambientales.
El ecólogo se pronunció por la elaboración urgente de un programa estratégico ambiental, mencionando que la responsabilidad ciudadana es un factor determinante para que los desastres naturales no sean mayores en el futuro.