Nacional

En desnutrición ya estamos a la par de países africanos

* De 159 mil alumnos censados, el 27 por ciento presenta retardo de crecimiento, y en el campo asciende al 32 por ciento * De no corregirse actual situación, habrá consecuencias catastróficas en el desarrollo económico del país

Lucía Navas

Nicaragua está ubicada en la lista de países que tienen los más altos índices con sus poblaciones padeciendo desnutrición, llegando a la par de naciones africanas.
Así fue expuesto por miembros del Grupo de Interés en Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (Gissan), durante el Foro “Modelo de Desarrollo y el Hambre”, en donde se dijo que el 30 por ciento de las familias nicaragüenses padecen desnutrición al no estar accediendo a la suficiente comida.
Este dato se sostuvo de acuerdo con los últimos informes de organizaciones internacionales respecto a los índices sobre el hambre en el mundo, pero también a los resultados del II Censo Nacional de Talla realizado en más de seis mil escuelas primarias, por el Ministerio de Salud y el de Educación.
Los resultados de ese censo arrojan que de 159 mil 710 alumnos y alumnas de primer grado censados, el 27 por ciento presenta retardo en el crecimiento, y en las escuelas del campo el retardo asciende al 32 por ciento, y las causas son el hambre y la desnutrición.
Situación alarmante
Estos índices para Gissan muestran una alarmante situación en el país, demandando por ello que el Estado en conjunto mejore las políticas de suministro de alimento a las zonas de mayor pobreza.
La directora de la organización SoyNica, Lucy Morreen, criticó que el Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno no incluye los elementos que garanticen la seguridad alimentaria y nutricional de la gente, por cuando en la estrategia para combatir la pobreza no toma en cuenta mejorar el acceso de los alimentos.
“No es que cada ministerio luche por su lado, sino que debe existir en el Plan Nacional propuestas de aumento de la producción de los alimentos, pero también su distribución y acceso debe ser prioridad”, refirió Morreen, diciendo que de no ser así la desnutrición crónica, especialmente en los niños, traerá consecuencias catastróficas para el desarrollo económico y social de la nación.
De acuerdo con el censo de talla, en Nicaragua el municipio donde la gente sufre más hambre y por ende desnutrición crónica es La Sabana, en el departamento de Madriz, donde existe un 60 por ciento de los niños con retardo en su crecimiento.
De los diez municipios del país con los índices más altos de desnutrición crónica en su población, en Madriz están seis, seguido por tres de Matagalpa y el último es El Tortuguero, en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS).
La directora del organismo SoyNica dijo que las familias nicaragüenses tienen cada vez más dificultades para sobrevivir al no poder acceder a los alimentos. Ante esto, los miembros de Gissan plantearon la urgencia que el Gobierno como la sociedad civil, ejecuten conjuntamente propuestas para combatir el hambre que azota en el país.