Nacional

Yulissa nunca estuvo en cárcel de Tipitapa

* Juez suplente tampoco llegó al penal La Esperanza, en el caso de los 609 mil dólares ocupados al colombiano Jorge Eliécer González Hernández

Eloisa Ibarra

La abogada y juez suplente de Tipitapa, Yulissa Carolina Bonilla, nunca estuvo en el Sistema Penitenciario para que el colombiano Jorge Eliécer González Hernández le otorgara poder a Sergio Ramón Meléndez Aguilar, para que retirara los 609 mil dólares ocupados en un caso de lavado de dinero.
Lo anterior fue informado por las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional (SPN) a la Comisión Especial de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que investiga todo lo relacionado con la salida del dinero de una cuenta de la Corte.
El SPN, según una fuente de Gobernación, informó a la CSJ que Bonilla no llegó al Sistema Penitenciario de Tipitapa ni al Penal de Mujeres “La Esperanza” el pasado 19 de septiembre, cuando la notario dio fe de que González y su novia, Leyla Bucardo, le otorgaron poder a Meléndez para retirar los 609 mil dólares.
Los dólares quedaron ocupados cuando González y Bucardo fueron capturados en el Hotel Margut de Managua, donde se hospedaban. González fue condenado a diez años de prisión por el delito de lavado de dinero.
Las autoridades del SPN también informaron que nunca llegó una persona con el nombre de Sergio Ramón Meléndez Aguilar a visitar a González ni a Bucardo, ni al Penal de Tipitapa ni a “La Esperanza”, respectivamente.
En el informe rendido ante la CSJ, Bonilla dijo que actuó en calidad de abogado y notario para que González y Bucardo le otorgaran un poder generalísimo a Meléndez.
Antes de eso, Bucardo calificó de falsos esos poderes, porque ni ella ni González los habían otorgado. Pero, posteriormente, en su informe ante la CSJ, su defensor Israel Zelaya dijo lo contrario.
La información del SNP deja claro que el poder utilizado por Meléndez para retirar el cheque por 609 mil dólares firmado por el Presidente de la CSJ, Manuel Martínez Sevilla, es falso.
El cheque fue cambiado inmediatamente en Banpro por Meléndez, sin que el poder generalísimo pasara antes por la Dirección Legal del banco, para analizarlo y verificar su autenticidad.
Tratamos de comunicarnos con el director jurídico del Banpro, Claudio Picasso, para conocer si promoverán alguna acción contra quienes están involucrados en la utilización del falso poder para retirar el dinero, pero no respondió las llamadas.
Las escrituras 56 y 57 de Bucardo indican que suscribieron en la Ciudad de Managua, a las 4:30 pm, la de Bucardo, y a las 5:00 pm la de González, pero la primera corresponde a la escritura 57 y la segunda, supuestamente firmada antes, es la 56.
Bonilla, tendría que haber tenido en un mismo lugar a los dos reos, porque entre una escritura y otra sólo existe media hora, o sea, el tiempo justo para elaborarlas, y era imposible que permanecieran en el mismo lugar porque a esa hora estaban detenidos.
El 19 de septiembre, cuando supuestamente los reos otorgaron poder a Meléndez, estaban en la cárcel, pues el juez Julio Morales --quien ordena la libertad de ambos-- emite el auto para el Sistema Penitenciario a las 3:50 de la tarde del 19, y, por consiguiente, no podían estar notificados a esa hora. En el caso de González aún sigue preso.
Por otra parte, ayer regresó al país el magistrado de la Sala Constitucional, Róger Camilo Argüello, quien se deberá presentar hoy a la CSJ, porque ayer se venció el permiso otorgado para asistir a un Congreso en Cuba.
Una fuente del Poder Judicial que asistió al Congreso confirmó que Argüello no participó.