Nacional

Minsa busca antivirales y vacunas contra influenza

* Centroamérica unificará medidas para evitar que enfermedad ingrese a cualquier país de la región

Lucía Navas

Los ministerios de Salud de la región centroamericana buscan apresuradamente obtener una reserva de drogas antivirales y de vacuna contra la influenza, para tener con qué enfrentar una posible epidemia de gripe aviar en humanos.
Así lo informó la titular de Salud, Margarita Gurdián, al explicar que la decisión de los países de la región es que las medidas serán unificadas para prevenir que ingrese la enfermedad, e igualmente de llegar a suceder, la respuesta para frenar su avance será entre todos los sistemas de Salud.
La ministra dijo que nuestros países no se salvarán de enfrentar la gripe aviar, pues explicó que de acuerdo con el análisis del comportamiento de anteriores pandemias de este tipo, “se tardan (estos males) entre seis meses en hacer una presencia en todos los continentes”.
Reconoció la vulnerabilidad de Nicaragua ante este virus al ser uno de los países más pobres, lo que lo hace tener un sistema sanitario frágil.
La próxima semana los ministros de Salud centroamericanos y representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a través de una videoconferencia, decidirán las intervenciones que de forma unida se tomarán para prevenir que ingresen aves de corral provenientes de las naciones afectadas por la gripe aviar.
Prohíben importación
y mantienen vigilancia
A nivel interno, cada país ya ha prohibido la importación de aves de corral, y mantiene extrema vigilancia en sus reservas naturales del ingreso de aves migratorias que provengan de los países asiáticos y europeos que están enfrentando los brotes de la enfermedad.
Todas las acciones responden al temor de que el virus H5N1, causante del actual brote de gripe aviar --que se transmite en el ser humano sólo por la ingesta de aves enfermas-- mute a una variedad que se contagie de persona a persona.
“Se está haciendo una vigilancia estrecha de lo que sucede en los países afectados para ver cómo se contagia el virus H5N1. La preocupación es que el virus puede mutar y no tenemos cómo enfrentar la epidemia, ni con un antiviral ni con una vacuna, porque contra ésta (la gripe aviar) tardaría unos dos meses en crearse”, explicó.
Los ministros decidirán los mecanismos que permitirán que organismos internacionales, como la OPS, faciliten la adquisición de suministros “que se puedan conseguir” para cada país y a nivel regional, tanto de antivirales como de la vacuna contra la gripe aviar para las personas, cuando ésta sea desarrollada.
Dijo que igual se decidirá cuánta es la reserva que requiere la región, pero expresó que serán millones, tal como ha pasado en el Reino Unido, que pidió 12 millones de dosis de la vacuna contra la influenza.
Por su parte, la representante en Nicaragua de la OPS, Socorro Gross, destacó que lo más importante es que la región defina cómo va a contener el brote “en el momento en que uno de los países presente aves infestadas”.
La OPS va a facilitar la compra a escala de las vacunas y antivirales para que los países las obtengan a precios bajos.