Nacional

Confirman oferta de cargo en el Vaticano


Vladimir López

El cardenal Miguel Obando y Bravo regresará en los próximos días a Nicaragua tras varias semanas de ausencia, durante las cuales se especuló que hubo “fuertes presiones” de sectores interesados en mantenerlo alejado de la situación política que atraviesa el país, para convencer al papa Benedicto XVI a que lo reubicara en el Vaticano.
“El cardenal sale de Roma el 26 (mañana miércoles), por lo que estará en Managua el fin de semana”, informó ayer lunes el vocero de la Curia Arzobispal, monseñor Eddy Montenegro.
El líder religioso viajó al Vaticano a participar en la XI Asamblea General de Obispos, uno de los eventos más importantes de la Iglesia Católica, que inició el domingo dos de octubre y finalizó el pasado sábado 22.
Monseñor Montenegro, al ser consultado sobre las presiones hacia el Vaticano con el objetivo de reubicar al cardenal en Roma, aceptó que “hubo algunos rumores en ese sentido, pero estoy seguro de que sólo fueron rumores. Lo que sí es cierto, es que el cardenal se reunió en privado con el Santo Padre”.
Concretamente, en los círculos políticos, se aseguró que al cardenal Obando le ofrecieron quedarse en el Vaticano, al frente de la Comisión de Seguimiento de los acuerdos alcanzados en el Sínodo de Obispos, y que el líder religioso nicaragüense agradeció la oferta, pero la rechazó.
En ese orden, monseñor Montenegro confió que en determinado momento del evento hubo un ofrecimiento al cardenal Obando para que se quedara en Roma realizando trabajos relacionados con el Sínodo, pero que esa oferta no prosperó, porque posteriormente se decidió nombrar a un cardenal alemán, ya que es más conveniente mantener en ese cargo a alguien que viva en Europa, por la cercanía con el Vaticano, que a alguien que viva en otro continente.