Nacional

Sisep gastó 21 millones de córdobas

* No se incluyen pago de empresas operadoras y compras de vehículos que no fueron licitados * Cinco altos ejecutivos consumieron medio millón de córdobas mensualmente en salarios y otros gastos * Intendentes ordenaron no atender a periodistas que no sean invitados por ellos

La Superintendencia de Servicios Públicos (Sisep) gastó más de 21 millones de córdobas en sus cuatro meses de operación, según el informe preliminar que le será entregado a la Contraloría General de la República (CGR), donde todavía no se incluye todo el pago recibido de parte de las empresas operadoras y las numerosas compras de vehículos.
Esos datos fueron suministrados por empleados de la Sisep, quienes revelaron que los cinco altos ejecutivos consumieron mensualmente medio millón de córdobas en concepto de salarios, viáticos, dietas, combustible y otros gastos no precisados.
Los trabajadores evitaron revelar su identidad debido a la “inestabilidad laboral” que ahora se respira en las oficinas de la Sisep, la Intendencia de Energía (INE), la Intendencia de Telecomunicaciones y Servicios Postales (Itelsep), Intendencia de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario (Inapas) y la Intendencia de Atención a Usuarios y Consumidores (Inauco).
Estos empleados aseguran que en los cargos inferiores de la Sisep, todavía se desconoce cuánto dinero se recibió de las cuentas bancarias que le fueron congeladas a INAA, INE y Telcor; porque los intendentes sólo han dejado conocer más de 50 millones de córdobas que aparecieron en cuentas de las últimas dos instituciones.
“Pero eso no es todo, falta conocer cuánto dinero se recibió en total de INAA y lo que estaba en otras cuentas que tenía INE y Telcor. Además, se debe contabilizar todo el dinero que le entró a la Sisep por los pagos de las empresas. Son los pagos mensuales y también otros pagos por permisos, licencias, concesiones y trámites menores”, detalló uno de los trabajadores.
Buscan “cuadrar”
las cuentas
Mostrando una copia del informe preliminar que prepara la Sisep, ellos explicaron que están tratando de hacer cuadrar las cuentas para que los gastos totales de la Sisep aparezcan en poco más de 21 millones de córdobas, pero no están incluyendo todas las compras de vehículos, pues sólo unas cuatro camionetas fueron licitadas públicamente.
“Se conoce que compraron unas siete o nueve camionetas, pero sólo aparecen cuatro porque son las únicas que licitaron. Todos conocemos quiénes las andan, y lo único que pedimos es que entreguen cuentas claras, porque después los trabajadores vamos a cargar con este muerto”, señalaron.
Informaron que muchos empleados han decidido guardar silencio porque en la Sisep el salario mínimo anda muy por encima del monto oficial, y se sienten comprometidos políticamente. No obstante, aseguran que el promedio salarial entre empleados menores oscila entre ocho y nueve mil 500 córdobas.
Los trabajadores están exigiendo transparencia en la rendición de cuentas, pues aseguran que los están involucrando para proteger a muchos familiares de los intendentes que ocupan cargos en estas oficinas.
Estos empleados revelaron que los intendentes, además, han girado instrucciones para que no se atienda a ningún periodista que no sea invitado por ellos. “Es seguro que cuando esto salga van a invitar a uno de sus periodistas estrellas, para aparentar que están aclarando, pero que aclaren también por qué no hablan a los medios escritos… ¿qué esconden?”, preguntaron.
EL NUEVO DIARIO visitó las instalaciones de la Sisep para corroborar esas instrucciones y el ambiente que se vive en las oficinas. Karen Delgadillo, una de las recepcionistas, mostró su inseguridad laboral, pero también dijo confiar en el superintendente Víctor Guerrero.
“Vamos a apoyar a Víctor Guerrero y no creo que nos dejen desempleadas, por eso pensamos en lo positivo”, decía Karen, mientras trataba de esconder el temor que la asedia.
Reubicarán a trabajadores
Así como la joven Delgadillo existen otos 99 trabajadores que ocupan esas oficinas, y Guerrero aseguró que “sus empleos están garantizados, y es más, las 34 personas que renunciaron de Telcor serán reubicadas en sus puestos”.
El vocero de la Presidencia de la República, Lindolfo Monjarretz, prometió que el gobierno reubicará a las 34 personas que abandonaron Telcor en su momento, mientras el ministro del Trabajo, Virgilio Gurdián, dijo que estos empleados “ya estaban advertidos sobre esta situación que ahora les aqueja, y, ante eso, no hay más nada qué hacer”.
Guerrero reafirmó que abandonará la Sisep y regresará a la Asamblea Nacional hasta que entregue cuentas claras a la Contraloría. “Le envié una carta a José Pasos Marciaq, Presidente de la Contraloría, para que realice la auditoría en la Superintendencia y así poder marcharme en paz”, dijo