Nacional

De procesados a testigos por delitos electorales


Eloisa Ibarra

El acuerdo Bolaños-Ortega surtió efectos legales en el proceso de los delitos electorales, pues ayer el juez primero de Distrito del Crimen, David Rojas, decidió pasar de procesados a testigos a los ministros denunciados en el caso.
Rojas tomó la decisión a petición de la Fiscalía y la Procuraduría, que esta vez plantearon lo mismo: tener como testigos a los funcionarios del Ejecutivo, Julio Vega, Arturo Harding, Miguel Ángel García, Mario Salvo, Vilma Rosa León York, Fausto Carcabelos, Leonardo Somarriba y Delia María Bermúdez.
Lo avanzado en el proceso en contra de estos funcionarios, se ha desandado a raíz de que el presidente Enrique Bolaños llegó a un acuerdo con el líder sandinista, Daniel Ortega, para retrasar la entrada en vigencia de las reformas constitucionales hasta el 20 enero de 2007, cuando asuma el nuevo Ejecutivo.
Después de que la Asamblea Nacional levantó la inmunidad de todos los funcionarios y el juez Rojas ordenó retención migratoria y los citó a declarar como indagados, ahora, decide tenerlos como testigos.
Rojas dejó sin efecto el auto dictado el 30 de octubre de 2002, donde se abrió autocabeza de proceso para los funcionarios mencionados. “Hasta que en la presente causa se cumpla con todas las diligencias informativas de la etapa instructiva, misma que deberá concluir con una sentencia interlocutoria en la cual se determinará la participación de los señaladas, se tendrán como testigos”, indica el auto.
Según la acusación que presentó en 2002 la Fiscalía, el PLC recibió cinco millones 321,489.28 dólares y 12 millones 516,689.44 córdobas de diversas fuentes durante la campaña electoral de 2001 y no lo reportó ante el Consejo Supremo Electoral (CSE).
El PLC habría abierto cuentas en el Banpro y en el Banco Caley Dagnall, a nombre de Miguel Ángel García-Casa de Campaña PLC, donde ingresaron, según la acusación, 12,516,689.44 córdobas, entre el diez de mayo de 2001--cuando se abrió-- y el dos de octubre del mismo año.
En ese mismo banco se abrió una cuenta en dólares a nombre de Miguel Angel García-Casa de Campaña del PLC, donde se depositó un millón 670,475.95 dólares, entre el diez de mayo de 2001 y el 30 de agosto del mismo año, de acuerdo con documentos.
También en el Banco Caley Dagnall abrieron una cuenta a nombre de Roberto Vassalli, Leonardo Somarriba y Enrique Bolaños, donde se depositó un millón 428,250.64 dólares, entre el cinco de julio de 2001 y el nueve de julio pasado cuando se cerró la cuenta.
Mientras, en el Banpro abrieron cuenta a nombre de Leonardo Somarriba, Roberto Vassalli y Enrique Bolaños, donde se depositó un millón 732,762.69 dólares entre el 15 de julio y el 16 de noviembre de 2001.
De igual forma, abrieron otra en el mismo banco a nombre de las mismas personas, y se depositaron los 490,000 dólares, provenientes de la Fundación Democrática Nicaragüense (FDN), donde los socios son Arnoldo Alemán, Byron Jerez, María Dolores Alemán y Alfredo Fernández.
El PLC abrió otra cuenta en el St. George Bank, ubicado en Monserrat West Indias, que manejaban Leonardo Somarriba, Roberto Vassalli y Enrique Bolaños, pero aún están investigando qué cantidad de dinero ingresó ahí para financiar la campaña liberal.