Nacional

Fenosa oficializa solicitud de alza


Los directivos de Unión Fenosa introducirán el próximo lunes una nueva solicitud de incremento en la tarifa de energía eléctrica, lo que coincide con el aumento tarifario exigido por el FMI a finales de la semana pasada, informaron fuentes del Instituto Nicaragüense de Energía (INE).
Agregaron que estudian los incrementos que han registrado las facturas de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), y se preparan para recibir la solicitud de Unión Fenosa.
Los funcionarios del INE explicaron que la Ley de la Industria Eléctrica, número 272, permite que Unión Fenosa presente todos los años una “solicitud ordinaria” para incrementar las tarifas de la energía, debido a un aumento que puedan registrar en los costos de operación.
“Pero ellos tienen que presentarla a más tardar en octubre, de lo contrario, pierden esta oportunidad”, dijo la fuente, quien asegura que Fenosa está preparando la documentación y se dispone a presentar la solicitud a más tardar este próximo lunes.
Eso fue confirmado ayer por el personal de la Gerencia de Comunicación de Fenosa, quienes dijeron que la solicitud todavía no se ha presentado porque “se sigue estudiando”.
Exigirán justificación
Agustín Jarquín Anaya, miembro de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional, informó que pedirán al gobierno una “justificación” sobre el incremento en la tarifa de energía exigido por el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Jarquín dijo que el próximo jueves invitarán al Ministro de Hacienda, Mario Arana Sevilla, y a funcionarios del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) para que den explicaciones sobre el aumento de hasta un 25 % exigido por el FMI en una evaluación dada a conocer a finales de la semana pasada.
“Éste es un tema fundamental para la población. Estamos sorprendidos porque había una situación de armonía en el sector energético, y los desvíos (pérdidas) se estaban compensando. Es necesario que las autoridades justifiquen el incremento”, explicó.
Tratamos de comunicarnos con el ministro Arana para conocer su posición sobre la reunión, pero no fue posible localizarlo en su celular.
Jarquín dijo que se pretende evaluar y precisar toda la cantidad de dinero que se ha entregado en lo que va de este año en concepto de alzas en el precio de la energía, ya que se trata de un monto mayor a los 35.6 millones de dólares.
Explicó que a inicios de este año se entregaron 5.6 millones de dólares, y hace pocas semanas se anunciaron 30 millones más. “Luego, ha habido incrementos en la tarifa de 5.9 que autorizó la Sisep, y ahora que se está aplicando un incremento mensual de 2.5 por ciento”, señaló.
Jarquín aseguró que no existe razón alguna para autorizar un incremento de esa naturaleza, pues las facturas ya se han elevado lo suficiente, “pero creo que también debemos de reunirnos con ellos (FMI) para que nos expliquen con detalles sus pretensiones”.
Recesión económica
El economista Adolfo Acevedo Vogl dijo que la política restrictiva exigida por el FMI creará una recesión económica en el país, porque aumenta los costos de los bienes y servicios y reduce el consumo.
“El incremento en la tarifa energética impacta en los demás precios, lo que va a afectar a todos los nicaragüenses. Cuando hay estos incrementos, baja el poder de compra de la población, y si las cosas no se pueden vender hay una recesión”, explicó.
Acevedo Vogl dijo que este tipo de políticas económicas no se puede implementar en una economía débil como la del país, donde el 80% de la población vive con menos de dos dólares al día. Agregó que las alzas afectarán el precio de la canasta básica, que se compra a un promedio de 200 dólares.
Organizaciones
civiles se pronuncian
Los representantes de las principales organizaciones civiles del país se pronunciaron en contra del incremento en la factura energética, y criticaron al gobierno por no consultar con la población sobre este tipo de decisiones.
“Estos acuerdos se discuten sin participación, y no los conocen nadie más que los negociadores, quienes presentan una información parcializada. Exigimos que estas decisiones se tomen en base a una discusión nacional”, dijo Violeta Delgado, enlace nacional de la Coordinadora Civil.
“La población debe reaccionar de inmediato, porque estos acuerdos causan inestabilidad. El gobierno debe asumir su responsabilidad, tomando en cuenta las necesidad del pueblo, porque no podemos hablar de crecimiento económico con una población que vive en extrema pobreza”, dijo Enrique Picado, directivo nacional del Movimiento Comunal Nicaragüense.
Otras organizaciones que expresaron su rechazo a las alzas son la Red de Defensa de los Consumidores, el Movimiento Social Barrial de Nicaragua, la Red de Incidencia Ciudadana y el Instituto de Defensa del Consumidor.