Nacional

Managua crece con falso centro

* La falta de un verdadero corazón de la capital es el resultado del desorden en que vivimos, dice director de Centro de Investigaciones Geocientíficas de la UNAN * Desarrollo de capital “se da más por conveniencias económicas que por aseguramiento de la sobrevivencia humana” * “Hay urbanizaciones muy caras, vendiendo terrenos y construcciones en zonas de inundaciones, áreas de cauces y laderas inestables. ¡Eso es gravísimo!”

Edwin Sánchez

Los rótulos, las declaraciones de autoridades municipales e incluso los repentinos almuerzos del Presidente de la República en Metrocentro, rubrican el más enorme mito urbano del que disponga hoy Managua: que el centro de la capital va de la Rotonda “Rubén Darío” hacia el sur.
“Ese es un falso centro, en todo caso es el centro del desorden”, aseguró el ingeniero y master geólogo, Dionisio Rodríguez, Director del Centro de Investigaciones Geocientíficas de la UNAN Managua, institución que cumple 15 años de fundada.
Y si no es ahí el centro, ¿dónde está el ojo de ese gran huracán llamado Managua?, preguntamos al experto.
“No se toma en cuenta la vida”
“La falta de un centro es la respuesta del desorden en que estamos viviendo y en el desorden en como se construye Managua”, respondió.
El director de la institución que durante tres lustros ha contado con el respaldo efectivo de Suecia a través de ASDI Sarec, y ampliado convenios con universidades de Barcelona, UNAM y Perú, donde continúan maestrías y doctorados muchos de sus egresados, dijo que el desarrollo de Managua “se da más por conveniencias económicas que por aseguramiento de la sobrevivencia humana”.
“No tomamos en cuenta la vida. Nuestros dirigentes nos llevan al caos, induciéndonos al desorden, al promover el desarrollo desordenado de la ciudad por efecto meramente económico, sin tomar en cuenta las condiciones físicas del terreno. Por eso es necesario un ordenamiento territorial para el uso adecuado del terreno”, exhortó.
“Centro” encajado en una carretera
¿Por qué no debe ser el centro “ahí”?
No hay estudios previos que garanticen la seguridad, el ordenamiento de la ciudad. El centro se ha encajado en una carretera principal por la actividad económica misma y no porque se tenga conciencia, seguridad, de que sea el lugar adecuado para el desarrollo del centro de la ciudad, desde el punto de vista de planificación y ordenamiento del territorio y uso del suelo.
¿Cómo está el terreno del área?
Geológicamente puede ser igual a otras áreas, pero no hay un estudio dentro de un plan ordenado.
No se sabe si es apto o no. Si se hubiera decidido, “bueno aquí será el centro”, hagamos un estudio del uso del suelo para saber si realmente es el lugar adecuado para hacerlo, pero dentro de un plan ordenado.

¿Dónde debería estar el corazón de Managua?
El centro de Managua debiera ser donde las condiciones del terreno lo permitan, y para eso es necesario profundizar en los estudios del área de Managua, en los estudios físicos del terreno, estudios integrales: geológicos, geotécnico, ecológico, de la red de transporte, viales, etc.
Para hacer una planificación adecuada debe hacerse un programa multidisciplinario de estudio, y se hubiera hecho desde hace tiempo.
¿Entonces ése es un falso centro?
Es un falso centro porque se da más por razones de oportunidades económicas, que por una planificación firme y justa para la población.
Sin norte claro
¿Cómo vamos, pues?
Managua crece y sigue creciendo de manera anárquica, desproporcionada, sin un norte claro, sin una visión de capital.
¿Eso nos indica que aquí todavía se habla de país subdesarrollado, y las decisiones que se han tomado para levantar Managua, son parte de decisiones pro subdesarrollo?
El país subdesarrollado muchas viene por la mentalidad subdesarrollada con que los dirigentes políticos y administrativos tratan a la población. Hay una visión subdesarrollada de que somos pobres, y, por tanto, como pobres no podemos hacer las cosas bien, que nos hacen falta recursos económicos, sin darnos cuenta que tenemos lo más importante que tiene una nación: los recursos humanos y el espíritu y visión de la población, que grita desde hace tiempo un ordenamiento de las cosas.
Si los que están al mando de la capital en cuanto a prevención, administración y control de edificaciones dicen que toda Managua está fallada, ¿dónde será el centro?
Esa es una falta de visión decir que por todas partes hay fallas y no hay nada que hacer. Managua, es cierto, está dentro de una estructura --un graven-- fallada; debemos estudiar por dónde van esas fallas, porque hay zonas donde no está afectada por esas fallas. Hay bloques que no están fallados.
Después se harán las sugerencias y recomendaciones dónde se puede construir y donde no. O cómo usar el terreno, dónde hacer áreas verdes, para uso vial, dónde establecer los asentamientos o zonas comerciales.
¿Managua es una capital condenada a no tener centro?
La estamos condenando a no tener centro, esa es la respuesta, por falta de visión de los dirigentes políticos administrativos.
Al respecto, Rodríguez cuestionó la inercia de las autoridades que, viendo el mal, lo pasan por alto o no dicen nada, como se observa con el acelerado establecimiento de construcciones, entre residenciales y asentamientos, en áreas de gran vulnerabilidad.
Se prefabrica el desastre
¿Significaría que no haya construcciones en zonas de recarga de agua o en terrenos no aptos para asentamientos?
Precisamente es otro de los factores que considero están incidiendo para provocar desastres. La negligencia política, social y técnica con que estamos actuando: por ejemplo, la ubicación de gasolineras con criterios más económicos que técnicos, las urbanizaciones y asentamientos humanos que se desarrollan sin los debidos estudios de riesgos de desastre, ya no sólo geológicos --que es importante si pasa o no una falla--, sino por los riesgos de inundaciones, deslizamientos, la erosión etc.
Hay negligencia porque sabemos que ya hay urbanizaciones, barrios que se instalan en áreas que no son hábiles para la vida humana, y nadie hace nada, la alcaldía ve y no actúa, las autoridades de gobierno igual, hay negligencia…
Agregó que incluso hay urbanizaciones caras, muy caras, que venden terrenos y construcciones ya hechas en zonas de inundaciones, áreas de cauces y laderas inestables. ¡Eso es gravísimo! Y debe pararse esta negligencia político social.
Lo mismo pasa con los barrios marginados como los asentamientos “Hugo Chávez”, Hialeah etc. Todos metidos en áreas no aptas para la vida.
¿Se prefabrica el desastre?
Estamos, nosotros mismos, incidiendo en la ocurrencia de los desastres, y necesitamos poner un alto en eso, y requerimos con urgencia establecer una estrategia de prevención.
¿Demanda mayor responsabilidad de los tomadores de decisiones?
Definitivamente. Los mayores responsables son los funcionarios y las instituciones del Estado que tienen la ley en su mano y el poder de decidir y de organizar a los profesionales y a la población en general.