Nacional

Ley Marco despedazó a la Sisep

* Personal de la Intendencia de Telecomunicaciones es de 64 personas, de las cuales 26 habían llegado desde Telcor * La Intendencia de Energía funcionaba desde el edificio Petronic, pero además con delegaciones en Masaya, Matagalpa, Chinandega, Rivas, Jinotega y León

Mauricio Miranda

La Superintendencia de Servicios Públicos (Sisep) se está despedazando. Dos de los cuatro intendentes que conforman esta instancia aseguraron a EL NUEVO DIARIO saber dónde trabajarán cuando abandonen sus cargos. Otro intendente no quiere hablar sobre la transición de funciones, según lo aprobado en la Ley Marco, alegando cuestiones de salud. Y otro más, regresó a su trabajo anterior desde la semana pasada. Ante todo esto, el Superintendente no quiere dar la cara.
Freddy Carrión, Intendente de Telecomunicaciones y Servicios Postales, dijo que trabajará en el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) como asesor. Al menos eso fue lo que le aseguraron, sólo que no quiso precisar quiénes.
Carrión dejará las instalaciones del Hotel Morgut 1, ubicado en el barrio Altagracia, de Montoya una cuadra y media al sur. Este “pequeño” hotel, como él lo llamó, prestó sus 16 habitaciones para que la Intendencia de Telecomunicaciones pudiera operar.
Carrión no pudo precisar los gastos de alquiler porque de la parte administrativa se encargó el superintendente Víctor Guerrero, pero señaló que en lo sucesivo será el Gobierno quien tendrá que asumir el gasto del contrato de un año que asumieron desde septiembre, porque “el contrato debe respetarse”. Además deberá asumir los gastos por el servicio de una empresa de vigilancia.
El personal de la Intendencia de Telecomunicaciones es de 64 personas, de las cuales 26 habían llegado desde Telcor, según Carrión. El resto fue contratado como personal de apoyo. El intendente Carrión no está seguro de lo que ocurrirá con esos 38 empleados de apoyo, si el Gobierno los mantendrá o les liquidará el contrato según sus derechos de acuerdo a la ley. Los provenientes de Telcor regresarán esa institución, según dijo.
Las tres camionetas que se adquirieron, además de las computadoras, sillas y escritorios, pertenecen al Estado, de manera que será el Gobierno quien se quedará con éstos, señaló. Carrión afirmó que esas adquisiciones estarán en función de las tres direcciones que operaban en la Intendencia: la Dirección de Telecomunicaciones, Dirección de Espectro Radioeléctrico y la Dirección de Asuntos Postales, direcciones que todavía el lunes seguirán funcionando, según afirmó.
El Intendente de Telecomunicaciones dijo que el superintendente Víctor Guerrero envió una carta a la Contraloría General de la República solicitando una auditoría para poder realizar el traspaso. Negó que se hayan hecho adelantos de salarios por seis meses. “Eso es falso”, argumentó.
Carrión lamentó que quedarán proyectos sin concluir y dijo que ojalá el Gobierno les dé seguimiento. “Se trabajó bastante en algunos proyectos como la verificación y revisión de reglamentos, algunos tienen que cambiar, reglamentos de interconexión y de acceso, también planteamos un proyecto de telefonía rural”, señaló.
El Intendente de Telecomunicaciones espera que le paguen indemnización. “La verdad es que de eso sabe más la gente que nosotros, será una decisión que tome la Asamblea (Nacional), pero yo creo que sí tiene que haber pago por nuestro trabajo”, dijo.
Por su parte, Juan José Úbeda, Intendente de Atención al Consumidor, aseguró que se dedicará a gestiones de su partido y a “recuperar clientes” en su profesión como abogado.
Esta instancia aún funciona desde el edificio Petronic, al igual que la Intendencia de Energía. Pero además tiene delegaciones en Masaya, Matagalpa, Chinandega, Rivas, Jinotega y León. Úbeda lamentó que las delegaciones de Granada y Juigalpa aún quedaran sin montar. Según él, el personal de estas delegaciones inconclusas quedó capacitado, pero sin contratar.
Según Juan José Úbeda las operaciones de esa instancia se centraron en los reclamos en los servicios de energía, agua y telecomunicaciones de al menos cuatro mil usuarios. Aseguró que la Intendencia de Atención al Consumidor dio “respuesta positiva” a cerca del 65 por ciento de las quejas.
Pero será el Gobierno, según él, quien se encargará de dar seguimiento a las labores, mantenimiento, instalación y a la situación laboral de los empleados de la Intendencia de Atención a los Consumidores.
A diferencia del Intendente de Telecomunicaciones, el Intendente de Atención a los Consumidores cree que no debería recibir indemnización, porque hasta ahora no ha sido “ni despedido ni relegado”, pero espera asumir el cargo en enero de 2007.
EL NUEVO DIARIO quiso conocer las condiciones actuales de la Intendencia de Energía, días antes que se dé un nuevo traspaso de funciones al Instituto Nicaragüense de Energía, según lo establecido en la Ley Marco. “No voy a contestar ninguna pregunta, estoy descansando, me estoy recuperando de una operación y no voy a contestar”, aseveró Leonel Aguirre, Intendente de Energía, vía telefónica.
Sandra Moreno, Intendente del Agua, regresó a trabajar a la Alcaldía Municipal de Managua, apenas fue aprobada la Ley Marco.
Y Víctor Guerrero, Superintendente de Servicios Públicos, no respondió los mensajes a su teléfono celular ni a los mensajes que se dejaron a sus familiares en casa.