Nacional

Luz subirá “solo” 15%

* El economista Róger Cerda afirma que se incrementará la inflación y que este año será mayor al 10%. * Néstor Avendaño dijo que se incrementarán los costos de producción de las empresas, lo que al final pagarán los consumidores * Diputado Jarquín Anaya, miembro de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional, dijo que se reunirá con el Gobierno, ya que considera “sin fundamentos” el alza

El Ministro de Hacienda, Mario Arana Sevilla, informó que el incremento del 25% en la tarifa eléctrica exigido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) se comenzó a aplicar desde septiembre, cuando se aprobó un ajuste tarifario cercano al 10% para compensar las pérdidas de las generadoras y distribuidoras de energía por las alzas en el precio del petróleo.
“Ya se hizo el primer ajuste, porque no podemos estar subsidiando al sector. Ahora es el INE que, junto a las generadoras, se tiene que poner de acuerdo en los incrementos y vincular las tarifas de la energía con los precios del petróleo”, dijo el Ministro.
El Gobierno dio a conocer el viernes una evaluación del FMI en la que exige el incremento de un 25% en la tarifa de energía eléctrica, “para contener las pérdidas en el sector de la electricidad” y reducir las pérdidas fiscales.
El FMI exige además la implementación de un mecanismo que permita ajustar automáticamente las tarifas de acuerdo con los cambios en los precios de los combustibles.
Política sana
Arana confirmó el incremento y dijo que forma parte “de una política sana y sólida frente a la dependencia del petróleo”.
Tratamos de conocer la versión de las autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) sobre la aplicación del total del ajuste tarifario, pero los funcionarios se negaron a dar declaraciones.
Humberto Salvo, Gerente General de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Entresa), dijo que el aumento del 25% “había sido estimado desde un comienzo”, para evitar que se dieran mayores incrementos en los costos de distribución de la energía.
“Definitivamente el alza del petróleo obliga al ajuste de tarifas, porque las generadoras no incrementan sus utilidades con estas alzas”, dijo Salvo, quien agregó que desde julio se han dado ajustes mensuales por el orden del 1.5 %.
Según el funcionario, los costos de generación de energía en una planta térmica ascienden a 90 dólares por megavatio/hora, mientras que en las que funcionan con diesel el gasto se incrementa a 200 dólares por megavatio/hora.
Sin fundamento
Agustín Jarquín Anaya, miembro de la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional, dijo que se reunirá con el Gobierno y funcionarios del INE para analizar el incremento del 25% en la tarifa de electricidad, el que considera “sin fundamentos”.
Jarquín explicó que es necesario revisar las actuales tarifas eléctricas y los montos entregados a la empresa distribuidora Unión Fenosa, que en septiembre pasado recibió un desembolso de 30 millones de dólares de parte del Gobierno para que pagara sus deudas con las generadoras, y conseguir que se suspendieran los racionamientos energéticos.
“Hay un criterio unánime de encontrar un acuerdo con el Fondo, para mantener la disciplina fiscal y recibir el flujo de ayuda externa, pero no podemos asumir todas las posiciones del FMI, porque ellos también se equivocan”, dijo el diputado.
Más inflación
El economista Róger Cerda explicó que el ajuste del 25% en las tarifas eléctricas incrementará la inflación (variación de los precios de productos y servicios), que este año será mayor al 10%.
El economista explicó, sin embargo, que no aplicar las alzas sería negativo para la economía del país, porque el Gobierno tendría que aprobar subsidios para el sector a través del incremento de impuestos o de la reducción del gasto público.
“Es más transparente que (el aumento) se pague a través de las facturas. El Gobierno ha reconocido su error porque los subsidios no son sostenibles para el país, sobre todo porque tenemos una factura petrolera que representa el 13% del PIB y hace tres años era del 5%”, dijo.
El economista Néstor Avendaño dijo que los ajustes en la tarifa de energía incrementarán los costos de producción de las empresas, lo que al final pagarán los consumidores vía aumento en los precios de los productos.