Nacional

Lluvias causan severos daños en Matagalpa

* Decenas de familias han tenido que ser reubicadas y se esperan más precipitaciones * Comité de Emergencia en acción permanente

MATAGALPA -Una joven de dieciséis años perdió la vida y otras tres personas, entre ellas un niño de cinco años, resultaron con quemaduras en diferentes partes del cuerpo cuando un rayo cayó en la vivienda donde habitaban.
Este hecho se registró en la comarca El Ciprés, en el municipio de Waslala, este fin de semana. El rayó cayó en la cocina, donde se encontraba la joven Azucena Centeno Tercero, de 16 años, quien murió de forma instantánea.
Como consecuencia de la descarga eléctrica también resultaron lesionados Noemí Torres Figueroa, de 25 años; Joaquín Obando Berríos, de 5 años, y Santos Torres Figueroa, de 23 años, quienes fueron traslados a un centro asistencial.
Las lluvias han afectado al barrio El Tambor, donde los deslaves han destruido casas y letrinas, y las redes de distribución del agua potable. Otros barrios que han sufrido los embates de las lluvias son: La Virgen, Apante, Reparto Sandino, “Otoniel Aráuz”, Santa Teresita, Juan Pablo II, y parte de los barrios céntricos de la ciudad, donde se acumulaban todos los sedimentos que bajan de los diferentes cerros que rodean la Perla del Septentrión.
El Comité de Emergencia está en disposición las veinticuatro horas del día para hacerle frente a la onda tropical 51 que está afectando el Norte del país y parte de la Costa Atlántica. Ineter asegura que caerán más lluvias, lo que puede afectar más los barrios periféricos de la ciudad.
Cinco camiones de la Alcaldía y una retroexcavadora se han desplazado a diferentes sectores para despejar las calles que quedaron atestadas de lodo y piedras. Así mismo, se logró evacuar a 70 familias cuyos hogares fueron inundados por las fuertes corrientes que se desplazaban por las principales calles de la ciudad.
70 familias evacuadas
En un recorrido que realizó el Comité de Emergencia, junto a Bomberos, Ejército y Policía, por los barrios afectados por las lluvias, se decidió evacuar a estas setenta familias de las faldas del cerro El Calvario, y trasladarlas definitivamente a otro lugar para evitar una tragedia.
El doctor Nelson Artola aseguró que no han cuantificado las pérdidas causadas por las lluvias, aunque lo importante es evitar pérdidas humanas en estos momentos y atender todas las emergencias que se presenten.
En el sector de Molino Norte unas 25 personas fueron evacuadas de las riberas del río y ubicadas en la capilla católica. El señor Francisco Díaz García dijo que 28 manzanas de frijoles que los campesinos habían logrado sembrar por medio de un crédito de semilla del INTA, se perdieron totalmente.
Por su parte, Marcos José López Lanzas, quien habita en el barrio El Cementerio, cerca de la ribera del río, señaló que las casas que están en ese sector se inundaron debido a las corrientes de piedra y lodo que venían del cementerio municipal y otros sectores.
Señaló que los gaviones y muros de contención que fueron construidos por el proyecto de agua potable y que protegen las tuberías de aguas negras, corren el riesgo de ser destruidos si no se hace un drenaje al río, tal como se hacía en años anteriores.