Nacional

Rumsfeld satisfecho con misiles Sam-7


Vladimir López

Mientras el Pentágono confirmó que Estados Unidos reanudó la asistencia militar a Nicaragua, el ministro de Defensa, Avil Ramírez, reveló que en lo que resta de 2005 el Ejército recibirá ayuda de 1. 5 millones de dólares por parte de los norteamericanos.
En nota publicada en la página web del Departamento de Defensa --Pentágono-- de Estados Unidos y escrita por Kathleen T. Rem, miembro del Servicio de Prensa de las Fuerzas Armadas de ese país, se destaca que el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, se encuentra satisfecho por la seguridad de los misiles Sam-7 que están en los almacenes del Ejército, por lo que la asistencia militar a Nicaragua se reanudó.
La nota informa que el secretario Rumsfeld y el ministro de Defensa de Nicaragua, Avil Ramírez, se reunieron en la Florida para discutir acerca del estado en que se encuentran los misiles, y que considera que los militares nicaragüenses realizan los máximos esfuerzos para evitar que esos cohetes caigan en manos de grupos terroristas.
La información del Pentágono recuerda que Estados Unidos ha expresado su preocupación porque esos misiles de origen soviético, se podrían utilizar para destruir aviones comerciales, y que en noviembre del año pasado el secretario Rumsfeld, en una visita a Nicaragua, recibió el compromiso del presidente Enrique Bolaños, de que se destruirían todos los misiles Sam-7.
Añade que en marzo del presente año Estados Unidos decidió congelar la ayuda militar a Nicaragua, pero que la semana pasada los funcionarios del país norteamericano, convencidos de que los misiles están bien resguardados, decidieron reanudar la asistencia.
Ramírez: quedará una reserva de Sam-7
Por su parte, el ministro Ramírez, en declaraciones a EL NUEVO DIARIO, dijo que la ayuda militar ofrecida por Estados Unidos a Nicaragua para este año 2005 es de 2.3 millones de dólares.
Explicó que como esa asistencia fue congelada el mes de marzo, cuando Estados Unidos ya había desembolsado 800 mil dólares en diversos programas de asistencia militar, para octubre, noviembre y diciembre se comprometieron a desembolsar los 1.5 millones de dólares restantes en otros proyectos.
Agregó que existen grandes posibilidades para que el monto de esa asistencia militar ascienda el próximo año, y que existe el compromiso del Pentágono de cooperar para la reunión de Ministros de Defensa de las América que se realizará en Nicaragua en 2006.
Ramírez también confirmó el compromiso del presidente Bolaños para la destrucción de los Sam-7, de los cuales una buena parte ya fue destruida, pero recordó que luego el parlamento aprobó la ley de armas que contempla que es la Asamblea la que tiene que autorizar la destrucción de los cohetes, y el tema quedó en manos de los diputados.
“Lo que el gobierno considera es que una vez que se ha reanudado la cooperación militar de Estados Unidos, el tema de la destrucción de los Sam-7 se despolitiza, porque ya no queda claro que es una exigencia, como yo siempre he sostenido, que no era una exigencia de Estados Unidos, sino un compromiso de Nicaragua en consolidar la confianza en la comunidad internacional”, dijo.
Aseguró que Nicaragua se debe quedar con un porcentaje del 20 por ciento de los misiles almacenados, que es la recomendación que hizo el Ejército para la defensa de la soberanía nacional, y que una prueba de la aceptación de esa recomendación es que Estados Unidos está reanudando la ayuda.