Nacional

Acusarán por “apagones”

* Denuncia por daños que causaron durante 20 días con el “chamarrazo” de los cortes de energía * Todo como chantaje para lograr incremento en la tarifa por servicio domiciliar y comercial e industrial * Presentarán como prueba la carta donde Leonel Aguirre le ordena a Ervin Krüger, “apagar la planta de Pensa”.

Oliver Gómez

Leonel Aguirre, Intendente de Energía, y Ervin Krüger, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), serán acusados esta semana en los juzgados capitalinos junto a varios ejecutivos del sector energético, por todos los daños ocasionados durante los 20 días de “apagones prefabricados” que sufrió el país en septiembre pasado.
Esa decisión fue tomada el sábado por los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC), quienes detallaron que la carta enviada por Aguirre a Krüger durante los apagones, “es prueba suficiente para comprobar el chamarrazo que fabricaron como chantaje para incrementar la tarifa de energía, ocasionando graves afectaciones a la economía doméstica, hospitales y, pequeñas y medianas empresas”.
“Es que ya no podemos seguir contemplando esta corrupción y delincuencia”, dijo Ruth Selma Herrera, coordinadora de la Red, mientras estudiaban y preparaban la acusación que llegará a los juzgados a más tardar este viernes.
Y es que la carta que Krüger recibió de Aguirre, estuvo a la vista de los miembros de la Red el pasado viernes siete de octubre, cuando Tom Ogryzlo, Vicepresidente de Polaris Energy de Nicaragua S.A. (Pensa), la presentó durante un acto en el Hotel Holliday Inn, reclamando el pago de la energía entregada a Fenosa.
Durante la exposición en pantalla gigante, la pudo leer el asesor legal de la Red, Miguel Ángel Baca, junto a Krüger, el presidente del Banco Central, Mario Alonso y otros ejecutivos de INE, Entresa, Coastal El Paso, Centro Nacional de Despacho de Carga y otros.
Baca dijo que, aunque Krüger y Aguirre ahora no quieran revelar este documento, lo tendrá que hacer en los juzgados, donde deberá comparecer junto a otras personas que serán acusadas de “cómplices”.
Entre ellos: los funcionarios de Unión Fenosa, de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Entresa) y todas las empresas generadoras que contribuyeron con el “chamarrazo”.
“Aquí vamos a acusar a todos, porque hechor y consentidor cometen el mismo delito”, dijo Herrera, quien recordó que los apagones iniciaron el viernes nueve de septiembre y concluyeron el jueves 29.
En este período circuló la carta, pero fue revelada hasta ahora en octubre, porque “Krüger estuvo encubriendo a Leonel Aguirre porque traen un pleito desde hace mucho tiempo, hay un enfrentamiento personal. Ha querido negociar pero ahora reveló la carta”.
“El presidente del Cosep, por su investidura, debió hacer la denuncia en su momento, pero aquí más bien los funcionarios públicos y empresarios privados se coludieron para dañar la economía de los nicaragüenses”, agregó.
Baca y Herrera, exigieron al Ministerio Público que tome el caso de oficio, ya que se trata de un delito promovido por funcionarios públicos que dañaron la economía nicaragüense, pero además, bajo una “estafa” descapitalizaron 30 millones de dólares de una empresa estatal: Hidrogesa.
“Hay que ir a fondo con toda la corrupción que existe en el sector energético y por eso vamos a incluir la otra estafa que nos cobran mensualmente con los PPA”, explicaron.
La coordinadora explicó que la carta también deja en evidencia que durante el supuesto déficit de energía, también se pudo haber hecho uso de una electricidad que los nicaragüenses pagamos por tenerla en reserva, mediante los contratos Power Purchasing Agreements (PPA).
“En las facturas pagamos esa energía que no consumimos justamente por tenerla en reserva para momentos de crisis, y no la utilizaron por hacer más grande el chantaje. También vamos a pedir una revisión por esa situación”, apuntó Herrera.
Los miembros de la Red están acopiando todas las denuncias de daños ocasionados por los apagones a los usuarios de la energía en viviendas, empresas, organismos, instituciones y hospitales; para incluir estos reclamos en la acusación.