Nacional

Una grave prueba contra INE


Oliver Gómez

Las organizaciones de consumidores exigieron a Erving Krügger, ejecutivo de Polaris Energy Nicaragua S.A. (Pensa), “que por una cuestión de trasparencia y responsabilidad de la empresa privada revele la carta” que le envió el Intendente de Energía, Leonel Aguirre, donde queda en evidencia que la crisis de los apagones fue una situación prefabricada.
En eso coinciden todas las agrupaciones de consumidores, quienes calificaron la denuncia del Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), de “seria y responsable”, pues económicamente están ahogando a una empresa generadora de bandera limpia que “solamente quiere hacer las cosas bien”.
“Exigimos que el gobierno y Unión Fenosa le pague ya a Pensa, pero que antes esta empresa revele públicamente esta carta, lo que deja en evidencia lo que siempre denunciamos... la crisis de los apagones fue un chamarrazo”, dijeron los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores (RNDC).
Miguel Ángel Baca, asesor legal de la Red, dijo que esta denuncia debería ser motivo de un enjuiciamiento de las autoridades de INE, por mandar a “apagar” una generadora que más bien tenía la respuesta a una situación de crisis, una respuesta a los mismos apagones que causaron graves perjuicios a las economías de las empresas y los hogares.
“La crisis era porque los productores de energía a base de petróleo tenían problemas por falta de pago, y en lugar de aprovechar a quienes no usan el petróleo, mandaron a apagarlos para hacer más grande el déficit de energía, y por ende, también los apagones, cuando en realidad ellos eran la solución”, dijo Baca.
Este abogado felicitó a Krügger por la denuncia, ya que deja ver la responsabilidad y compromiso que tiene Pensa con los nicaragüenses y las “sinvergüenzadas” de INE y toda la corrupción existente en el sector energético del país, donde sólo buscan beneficiar a los generadores que utilizan el petróleo que les vende Estados Unidos.
Gustavo Ortega, director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), precisó que Krügger “debería publicar la carta para que todos los nicaragüenses conozcamos quiénes son las autoridades del INE, quienes por un lado dicen que se debe fomentar la energía renovable, pero por el otro, se niegan a pagar esta energía limpia”.
Ortega destacó que es necesario que INE aclare este mismo lunes bajo qué términos y por qué razones ordenaron a Pensa que dejara de entregar electricidad en momentos de crisis, cuando se trataba de una energía que más bien le hacía falta al país, además, era más barata, limpia y llegaba en el mejor momento.
César Zamora, gerente de la Empresa Energética Corinto, dijo que no recuerda si efectivamente recibió esta misma carta de INE durante los apagones, y en todo caso, iba a revisar los archivos de esa fecha antes de confirmarlo o descartarlo por completo.
“Yo no recuerdo esa carta, dejame revisar, pero por lo que yo recuerdo en esos términos no hemos recibido nada. Además, el INE no me puede mandar a decir que me salga del sistema porque no tiene ningún sentido, además nunca me salí del sistema”, dijo Zamora.
Este empresario aseguró que en el momento de los apagones “hubiera sido caótico recibir esa carta” y estimó que debería haber una aclaración al respecto.