Nacional

“Me están poniendo de chivo expiatorio”

* Dice que no le ordenó a juez Morales entregar dinero “sólo los bienes” * A la pregunta de que si los bienes no son dinero, contesta “que esa es una interpretación extensiva del juez” * Magistrado sin aparecer, comisión de la Corte en silencio y ni ésta ni la jueza declaran nulo lo actuado

Eloisa Ibarra

El juez suplente, Moisés Rodríguez afirmó ayer que nunca le ordenó al juez suplente sexto de juicio, Julio Morales Aragón, la devolución de los 609 mil dólares, ocupados al narcotraficante colombiano, Jorge Eliécer González Hernández y su novia Leyla Bucardo.
Rodríguez mostró el acta de intimación al juez Morales, del quince de agosto, donde se lee textualmente: “Entregarse bienes, documentos y otras pertenencias”. La interpretación extensiva del juez no depende de mí, dice Rodríguez.
En el oficio del 19 de septiembre de 2005, dirigido al Director de Tesorería de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Henry Areas, el juez Morales dice que el juez ejecutor ordena la devolución del dinero confiscado a los detenidos.
¿Bienes no son dinero?
“Nunca ordené entrega de dinero, porque desconocía que hubiese, y me limité a ordenar la entrega de los bienes, por eso estoy molesto, porque no es verdad. No tengo nada que ver con todo eso, afirmó Rodríguez. Una cosa es lo que dice Morales y otra la que aparece en los documentos”.
“Me quieren poner como chivo expiatorio, según los informes que han salido en los medios de comunicación. Si otros utilizaron mi actuación apegada a derecho como ejecutor, no tengo que ver, porque estoy abajo y sin acceso más arriba”, dijo Rodríguez.
Refirió que tiene muchas deudas, y todo este asunto le ha complicado su vida, familia y círculo social, porque todos los días aparece en los medios con informaciones alejadas de la verdad, porque se limitó a actuar de forma sana y apegada a la ley como ejecutor.
También negó que haya llegado en septiembre con el abogado Israel Zelaya ante el juez Morales, como afirmó éste semanas atrás. La única vez que llegué donde Morales fue el 15 de agosto, cuando lo intimé, y mi última actuación como ejecutor fue el 16 de agosto.
“Cosa juzgada”, afirma
Al igual que el defensor de González, Rodríguez afirma que la sentencia de la Sala Constitucional, calificada de falsa por magistrados de la Corte, tiene carácter de cosa juzgada porque ha causado estado, y de lo resuelto no cabe recurso alguno.
Pero si las autoridades intimadas consideran que el juez se ha extralimitado en sus funciones o ha actuado contra ley expresa, podrá informar al Tribunal de Apelaciones respectivo, según lo establecido en la Ley de Amparo, dijo Rodríguez, quien se quejó de que la CSJ lo investiga, de conformidad con la Ley de Carrera Judicial, cuando su actuación fue de ejecutor.
En su informe rendido ante la Comisión Nacional de Administración y Carrera Judicial de la CSJ, pide que le revoquen la suspensión en el ejercicio del cargo como suplente del Juzgado Segundo Penal de Audiencias.
Pero no declaran nulidad
La comisión investigadora terminó de decepcionar con los informes de los funcionarios y abogados involucrados en el caso, y según una fuente de la Corte, solicitaron al Banco de la Producción (Banpro) todo el trámite de entrega del dinero a Ramón Meléndez Aguilar, quien cambió el cheque.
En los último días los miembros de la comisión han mantenido total silencio en torno al proceso investigativo, y se espera que en los próximos días informen del resultado del mismo. Los magistrados de la Sala Constitucional continúan sin reunirse para declarar oficialmente nulo e ilegal, todo lo actuado en el caso y utilizado para sacar el dinero y excarcelar por ahora a Bucardo.
Tampoco la juez sexto de juicio, Miriam Guzmán, ni los magistrados de la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), han declarado nulo todo lo actuado por Morales, ni revocado las órdenes de libertad, como solicitó la Fiscalía una semana atrás.