Nacional

SOS desde albergues

* Más de 70 familias con mayoría de niños, no pueden volver a sus casas inundadas en Managua * Otras han regresado a su riesgo en Malacatoya, donde la carretera sigue cortada * Urgen acción del MTI lo mismo que para carretera Granada-Nandaime, prácticamente desaparecida

Hambre, frío y desesperanza enfrentan más de setenta familias --en su mayoría niños-- que permanecen en albergues en Managua luego de ser evacuados de sus casas al inundarse por las lluvias del fin de semana.
Estas personas llaman a la solidaridad del resto de la población, ya que perdieron todas sus pertenencias y quedaron sólo con la ropa con que salieron cuando las corrientes anegaron sus casas.
Necesitan proveerse en los albergues, puesto que a los refugiados no les permitirá Defensa Civil que retornen a sus hogares, por el peligro de que vuelvan a inundarse las zonas donde habitan, ya que el país es afectado por la Onda Tropical número 49 y un centro de baja presión.
Seguirá lloviendo
El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó que en las próximas 48 horas en el Pacífico de Nicaragua se estarán presentando “lluvias ligeras a ocasionalmente moderadas e intermitentes, a causa de la circulación ciclónica amplia que cubre a Centroamérica, derivada por el centro de Baja Presión que se encuentra sobre el occidente de Cuba, y que se desplaza hacia la Florida, Estados Unidos”.
Ineter también informó que la Onda Tropical 49 estaría llegando a las regiones autónomas del Atlántico de Nicaragua ayer lunes por la noche o este martes, por lo que recomendó al Sistema Nacional de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres (Sinapred) mantener la atención necesaria a la persistencia de precipitaciones ante posibles inundaciones que podrían ocurrir, debido a la saturación de los suelos.
Sin comida y durmiendo en el suelo
Lissette Jiménez duerme desde el sábado con sus cuatro hijos en la colchoneta que le prestó la delegación del Ministerio de la Familia (MiFamilia), luego que fue trasladada a la escuela “Las Piedrecitas”, la cual actualmente sirve de albergue a 33 familias del barrio Ayapal, donde las corrientes anegaron las viviendas.
La leche que sale de los pechos de Jiménez calma el hambre de su pequeña Karina, de ocho meses, pero no la del resto de sus hijos, que al igual que los otros niños, jóvenes y mujeres en el albergue, estaban a la espera del alimento que MiFamilia les llevaría.
Los damnificados reciben atención médica por parte del Ministerio de Salud, y les fueron llevadas colchonetas y frazadas por MiFamilia. Pero están necesitando ropa, zapatos y alimentos.
Otros regresan a sus casas
En tanto, en Malacatoya, Granada, regresaron a sus hogares más de dos mil personas que resultaron afectadas en sus cosechas agrícolas y daños en sus frágiles casas. El alcalde Álvaro Chamorro Mora, Presidente del Comité Municipal de Prevención y Atención de Desastres en Granada, advirtió que el peligro persiste mientras dure la estación lluviosa.
Chamorro Mora pidió al MTI que ayude a reparar la carretera Malacatoya-Tecolostote, que se encuentra intransitable por los torrenciales aguaceros que han caído en el municipio de Granada.
Desde la entrada del Intecna hasta el Paso Real de Panaloya está intransitable, lo que dificultó a los medios de la Defensa Civil, Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos y al Comupred, movilizarse rápidamente a socorrer a las familias que corrían peligro por la crecida del río Malacatoya.
Pero la tempestad se ha calmado, a pesar de que ayer todavía permanecía el cielo nublado y con nuevas amenazas de lluvias.
Otra carretera perdida
Mientras, en la carretera Granada-Nandaime el pavimento quedó totalmente socavado por los torrenciales aguaceros de los últimos días.
Son numerosos los baches que quedaron a lo largo y ancho de la vía, por lo cual urge que el MTI envíe a repararla a la brevedad posible, ya que pueden producirse accidentes.
El paso también está dificultado en algunas comunidades de Jinotega; Achuapa, en León, y San Sebastián de Yalí. En estas zonas las clases están interrumpidas. El ministro de Educación, Miguel Ángel García, informó que se reportan varias escuelas dañadas en sus techos en Ometepe, Rivas y Chinandega, y debido a que continúa lloviendo en estas zonas, las clases se interrumpieron.