Nacional

“Daniel como FMLN ya hubiera pactado con Arena”

* Se eleva tono de controversia. “Esto es un crimen político: quieren robarle al sandinismo la mejor oportunidad de regresar al gobierno” * “Sí, hay gente que viniendo de la izquierda han terminado sirviendo al capital. Es el caso de Daniel”

Edwin Sánchez

La comandante Mónica Baltodano dijo este lunes que el secretario general del FSLN, Daniel Ortega, si viviera en El Salvador ya hubiera pactado con la derechista Alianza Republicana Nacional (Arena), promoviendo los negocios personales de su casta.
De esta manera, la líder de la Izquierda Democrática replicó las acusaciones de Ortega que aludían a Joaquín Villalobos, al subrayar que la integración de Baltodano al movimiento de Herty Lewites no era un fenómeno nuevo en Latinoamérica, donde, según dijo, elementos de la izquierda terminaron sirviéndole al “imperio y al capital”.
Asimismo, manifestó a EL NUEVO DIARIO que el líder del FSLN y su cúpula ya no son los representantes de Sandino y Carlos Fonseca. De acuerdo con Ortega, el apoyo de la Izquierda Democrática a Herty forma parte de un plan de Estados Unidos para restarle votos a su candidatura.
“Daniel, desde sus mezquinos intereses de poder personal ha perdido todos los escrúpulos y abandonado los valores del sandinismo. Para Daniel sencillamente la ética política no existe. Para él, la única manera de ser sandinista es la de ser su vasallo”, respondió la ex concejal sandinista, que fue la primera en denunciar a comienzos de los 90 los robos del entonces alcalde de Managua, Arnoldo Alemán.
“Después de mí ‘es el caos’, ya lo ha dicho. Sólo Stalin llegó más lejos. El que no respalde su poder y su candidatura es antisandinista, es pro imperialista, aunque Sandino nunca quiso ser Presidente ni ambicionó poder para él”, señaló.
“En la Nicaragua de hoy, Daniel y su cúpula ya no son los representantes de Sandino y Carlos Fonseca. Ellos ya no representan más a la mayoría del sandinismo, como muy bien dice la proclama de Radio La Primerísima”.

El comandante Ortega señala que no es un fenómeno nuevo, sino que ha pasado en Latinoamérica (no lo dijo, pero creo que se refería a Joaquín Villalobos), de gente que viniendo de la izquierda, al final sirven a los intereses del imperio y al capital. ¿Es así esa terrible conclusión?
“Daniel está acostumbrado a aprovecharse de la falta de información de la gente. Él basa parte de su poder en la desinformación de la gente, y en vez de informar y formar le interesa profundizar esa ignorancia. Ya lo dijimos, Daniel es autócrata (todo el poder concentrado en una persona). Si Nicaragua fuera El Salvador y el FSLN el FMLN, él ya habría pactado con Arena. Seguramente yo estaría respaldando a la dirigencia del FMLN, y Daniel con su política pragmática estaría en pactos con los corruptos y promoviendo los negocios personales de su casta.
“Es cierto que hay gente que viniendo de la izquierda ha terminado sirviendo al capital. Es el caso de Daniel. Aun con su discurso de izquierda tiene una práctica de derecha. Hemos de recordar, por ejemplo, que Arnoldo Alemán era un hombre de confianza de los Estados Unidos. Lo hicieron su candidato y Presidente.
“El Departamento de Estado lo apoyó hasta hace poco. Y cuando pactó con Daniel, hubo fiesta en el Departamento de Estado, porque Alemán logró a través de ese pacto, acabar con las luchas populares y que el sandinismo respaldara sus políticas económicas, que es lo que más les interesaba. Ahora ni resistencia pondrán al Cafta.
En la práctica concreta y desde su poder, Daniel ha respaldado esas políticas. Yo nunca lo he hecho”.
Asimismo, dijo que no son opción electoral, y que la misión es restarle votos al FSLN. En otras palabras, que el Frente es la única opción de izquierda. ¿Qué comentarios tiene sobre estas declaraciones?
“Quien está quitándole votos al sandinismo es Daniel. La verdad es que no sólo quita votos, peor aún, y esto es un crimen político: Daniel le quiere robar al sandinismo la mejor oportunidad de regresar al gobierno.
“La mayoría de la gente lo ha expresado claramente: que prefieren a Herty. Entonces, ¿quién le quita votos a quién? ¿Quién favorece a la derecha? A Daniel, en su afán sin límites de poder personal, no le importa que el FSLN vuelva a perder.
“Lo que nosotros estamos haciendo es desarrollar una opción para que el sandinismo vuelva a gobernar y se produzcan los cambios que la gente más pobre de Nicaragua necesita. Hubiese sido mejor que la candidatura de Herty se hiciera unitariamente dentro del Frente, pero Daniel no lo quiso. A él no le importa una nueva derrota, porque a como sea él tiene un gran poder. Nosotros, en cambio, trabajaremos para asegurar la victoria del sandinismo”.
La participación del la Izquierda Democrática dentro del Movimiento del Rescate al Sandinismo, ha hecho decir al Secretario General que ese movimiento ha recibido plata de los Estados Unidos. De rebote, da la impresión de que la Izquierda Democrática está siendo financiada por Washington.
“Sobre esto no puedo más que expresar mi asco y reafirmar lo dicho: en el afán de descalificarnos van a decir cualquier cosa. Nosotros ya conocemos sus métodos”.
De acuerdo con el comandante Ortega, Herty no tiene posibilidades de llegar al poder porque los “yanquis” tienen su candidato. “Pero le van a pagar. Eso está clarísimo”. ¿Qué dice la Izquierda ante ese análisis?
“La opción de la Alianza Herty 2006 es una opción real de victoria. Lo dicen las encuestas, lo dice el cansancio generalizado de la población al pacto corrupto de Alemán y Ortega. Lo dicen la falta de respuestas a los problemas de la gente.
“Es cierto, llevamos 15 años de neoliberalismo, 15 años de gobiernos neoliberales.
Pero es claro que el poder de Daniel en las instituciones se ha incrementado, y que ese poder no se ha usado para propiciar soluciones a los problemas del pueblo. Entonces, aunque formalmente Daniel no esté en el Ejecutivo, su enorme poder lo hace también responsable del deterioro del país, del deterioro de las condiciones de la vida del pueblo, de la pobreza, del deterioro de la justicia, del crecimiento de la corrupción…
“En el 2006 una gran mayoría votará por la opción que se muestre distante del pacto, pero también de esas políticas que Daniel ha apañado desde todos sus espacios de poder y --dicho sea de paso--, de las que se han beneficiado los grupos económicos que gravitan entre su corte”.