Nacional

No llegamos ni a primera en la ONU

*** Mauricio Díaz dice que no es derrota, algo así como que lo importante no es ganar, sino competir *** 14 países nos engañaron, y como la votación es secreta, no sabemos cómo quedó la promesa de Costa Rica

Vladimir López

El director de Organismos y Conferencias del Ministerio de Relaciones Exteriores, Mauricio Díaz, considera que el resultado negativo que obtuvo el país ante Perú en la Organización de Naciones Unidas (ONU), “no es una derrota como la quieren ver muchos, sino más bien que Nicaragua ha puesto en el centro del debate la posibilidad de que países con economías menos desarrolladas puedan acceder al Consejo de Seguridad”.
Algo así como el viejo consuelo deportivo: “Lo importante no es ganar, sino competir”.
Es que Nicaragua fue aplastada ayer lunes por amplio margen a favor de Perú, en las elecciones secretas realizadas en la Asamblea General de la ONU para escoger al país miembro no permanente del Consejo de Seguridad que representará a la región de Latinoamérica y el Caribe para un período de dos años, en sustitución de Brasil que deberá de entregar su asiento en los próximos meses.
Con 144 votos, Perú superó de manera contundente a Nicaragua que apenas obtuvo 43 de los 57 países que habían comprometido su voto en unas elecciones donde emitieron el sufragio 181 naciones de los 191 estados miembros de la organización.
“Las críticas que nosotros (Nicaragua) hemos sostenido y que reafirmamos”, recordó “es que los países del sur (de Latinoamérica) han monopolizado el asiento (ante el Consejo e Seguridad), sigue siendo una realidad y sigue siendo un desafío porque no han permitido durante 25 años que países más pequeños puedan llegar a ocupar ese asiento”.
El embajador Díaz se quejó porque durante los últimos 25 años los países del Cono Sur han utilizado más del 70 por ciento de veces el asiento no permanente del Consejo de Seguridad, y nosotros creemos que eso es una manifestación de “inequidad” para los países del mundo representados en Naciones Unidas.
“Obviamente”, agregó, “ahora hay un debate muy interesante en Naciones Unidas, porque se está hablando también de las reformas del Consejo de Seguridad y se está planteando de la posibilidad de buscar mecanismos para romper con este tipo de inequidades, donde países más grandes no permiten que países con economías pequeñas tengan presencia en ese importante órgano”.
14 países nos engañaron
Pero aunque usted considere que ésta no es una derrota, la diferencia es enorme. Perú ganó con 101 votos de diferencia…
“En este tipo de elección siempre hay país vencedor y un país derrotado, ha habido casos en los cuales se han dado segundas rondas. La realidad es que nosotros (Nicaragua) teníamos 57 países con candidaturas endosadas. Eso significa (que esos países habían comprometido su voto) con notas verbales”, señaló.
Agregó que sin lugar a dudas hay algo preocupante. “¿Qué pasó con los países que no nos honraron su palabra? Hay diversas interpretaciones. Una de ellas es que la realidad interna del país “pesa”, y que mientras sigamos debatiéndonos y desgastándonos en discusiones políticas intestinas, probablemente la imagen internacional que vendemos no es la mejor para nuestros intereses estratégicos en el escenario mundial”.
Nicaragua ocupó dos veces ese asiento
Quizá como consuelo, el embajador Díaz recordó que Nicaragua ha ocupado ese asiento como miembro no permanente en dos ocasiones. Durante 1971-72, durante la dictadura de Anastasio Somoza y en 1983-84, durante el régimen sandinista.
Explicó que durante el régimen sandinista Nicaragua ocupó el asiento de “carambola”, ya que los candidatos empataron durante doce rondas y Nicaragua fue lanzada como un tercer candidato, logrando ganar las elecciones apoyada por los países socialistas.