Nacional

Ineter tranquiliza y Minsa hace recomendaciones

* Se rebasaron normas históricas de precipitación pluvial de Centroamérica * Entra hoy en el Caribe onda tropical número 49, pero Claudio Gutiérrez dice que de acuerdo al monitoreo será débil

María Haydée Brenes

El ingeniero Claudio Gutiérrez, del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), expresó que no han recomendado al Sistema Nacional de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres (Sinapred) emitir ningún tipo de alerta a causa de estas lluvias que nos afectan porque las mismas son provocadas por un sistema de baja presión.
“Por el momento no existe ningún fenómeno peligroso que amenace al territorio nacional, no hay ningún evento ciclónico que afecte a Nicaragua y lo que tenemos desde el sábado es un sistema de baja presión que ha afectado a toda Centroamérica y ha provocado estas lluvias que son intermitentes, que van de fuertes a ligeras y afectan principalmente el Pacífico, pero sobre todo el Occidente del país. Este domingo las lluvias continuarán en menor escala y esperamos que para la noche ya hayan cesado”, indicó Gutiérrez.
Respecto a la onda tropical número 49, el ingeniero Gutiérrez destacó que se espera afecte el Atlántico la noche de hoy domingo, pero de acuerdo a las observaciones realizadas en el centro de monitoreo, dicha onda será débil y no tendrá mayores repercusiones.
Por ahora –-dijo Gutiérrez-- nuestra recomendación va a los alcaldes, que son quienes conocen las zonas propensas a deslaves, a estar alertas, y anunció que en las próximas semanas Ineter entregará mapas de las principales pendientes en cada municipio para que sean indicadores que mejoren la capacidad de previsión de las municipalidades.
Rebasadas normas históricas
Jerónimo Giusto, Secretario Ejecutivo del Sinapred, comentó durante una conferencia de prensa brindada ayer, que las lluvias que han caído en la región centroamericana en estos últimos días han rebasado las normas históricas, afectando de manera significativa a países como Guatemala y El Salvador.
“En nuestro país no fue tan grave como en el resto de la región, pero para nosotros un muerto es una gran pérdida y tuvimos tres mientras duró el fenómeno de lluvias, por ahora nos preocupan los terrenos saturados porque cualquier llovizna podría provocar deslaves, así que solicitamos a la gente que vive en las laderas a que esté atenta. Los Comupred deben estar activados y los delegados de las instituciones deben mantenerse al tanto de cualquier cosa que ocurra”, dijo Giusto.
Por nuestra parte --continuó Giusto-- mantendremos activas las redes de comunicación que tenemos con 130 de los 155 municipios del país para monitorear lo que ocurra.
Recomendaciones
El doctor Roberto Jiménez, Coordinador General de Hospitales, manifestó que el Ministerio de Salud ha mantenido a todo su personal activo en pos de solventar las necesidades higiénicas y médicas de la población, sobre todo de aquella que ha debido ser trasladada a centros de refugio.
Sin embargo, indicó una serie de recomendaciones a la población una vez que se traslade de nuevo a sus hogares, como la importancia de clorar el agua de consumo.
“La principal recomendación para todos es el control del agua, estamos abasteciendo de cloro todos los sitios donde tenemos a personas albergadas porque el agua no es segura, estamos recomendando también a la población que adopte la medida de clorar el agua en las zonas donde hubo inundaciones. Para ello estamos entregando los goteros con cloro para que no se tenga la excusa que por no tener el cloro no pueden hacerlo”, manifestó Jiménez.
También señaló a los padres de familia que en estos días de lluvia deben mantener secos y abrigados a sus hijos para evitar un repunte de neumonía.
“En Yalí nos encontramos que el clima estaba frío y lluvioso, y los niños andaban desabrigados y jugando bajo la llovizna en los charcos, lo cual deteriora la salud de los menores, además que los expone a correntadas, como pasa aquí en Managua, que mientras llueve los niños andan jugando en el borde de los cauces, tal como se puede observar en la televisión; en nuestras manos está el resguardo de la salud de nuestros hijos”, enfatizó Jiménez.
Para concluir el Coordinador general de Hospitales afirmó que el sistema de salud continuará trabajando en cada uno de los centros de albergue y se mantendrá en alerta permanente.